El impacto de la crisis. Las importaciones como una luz de alarma