Balance. Lo bueno y lo malo de 2008, y lo urgente para 2009