Los creativos y el negocio internacional

Existe un mercado local de exportación
(0)
11 de diciembre de 2001  

No son seres de otra galaxia. Son diseñadores argentinos y dicen ser "personas normales, aunque todos crean que nos teñimos el pelo de verde", aclaró a viva voz un grupo de diseñadores que participó de Puro Diseño, feria que se realizó en noviembre último como una oportunidad para que los creativos participen en mesas de negocios y se capaciten en temas como exportación.

La organizadora de la muestra, Dolores Navarro Ocampo, indicó a LA NACION que del diseño debe hacerse un negocio verdadero, que se tome como canal de exportación.

"Definitivamente hay un mercado local que puede exportar. Hay mucha gente que está llevando diseño argentino al mundo", afirmó por su parte Betina Ruzal, co-directora del estudio Noon.

Para ella, la ventaja de la Argentina es que permite lanzar un producto y exportarlo en volúmenes menores. "Aquí se puede tener una experiencia de producción real acotada y salir con eso al mercado", sostuvo.

Esa fue la llave para que Fernando García Pascual creara su empresa de marketig promocional Mad Company Argentina: poner el merchandising al alcance de la mano, en pequeñas cantidades.

Para algunos, la primera feria del diseño argentino realizada el año pasado, fue su primer contacto con gente del exterior. El año próximo, Puro Diseño tendrá dos ediciones: en mayo y en noviembre. Porque los artistas nacionales aseguran que el mercado local no existe, y no queda otra posibilidad que mirar hacia fuera.

Pionero

La firma Trosman Churba fue pionera en la Argentina con la exportación de diseños auténticos de moda. Jésica Trosman, junto con su socio, Martín Churba, fundaron la empresa. Hace cuatro años, hacían todo los dos y se movilizaban en un Renault 4. Hoy tienen 30 empleados, un local en Palermo, otro en Belgrano y acaban de abrir el tercero en Patio Bullrich. Venden su ropa en Japón, Kuwait, Londres, Nueva York, Brasil, Viena, Zurich, París y Barcelona.

Sin embargo, Trosman admite que es casi imposible seguir exportando en estas condiciones. "El Gobierno te da una mano y por otro lado te la saca. A nosostros nos están debiendo 120.000 pesos de reintegro (el 10 por ciento de sus ventas al exterior), que es nuestra ganancia de todo el último pasado", sostuvo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.