Mariachis, playas, tacos... y muchísimas oportunidades

Las posibilidades se centran en el sector agrícola
(0)
27 de abril de 2004  

Tan lejos, tan cerca. A pesar de que la Argentina y México están unidos por un idioma común y la pertenencia al mismo continente, la distancia comercial es un hecho que pesa a representantes de ambos países, según se pudo apreciar en el "Foro Argentina-México: visión y perspectivas", realizado hace unos días en el Palacio San Martín.

Anualmente, el comercio exterior de México representa 350.000 millones de dólares y el de la Argentina, unos 40.000 millones de dólares. Hernán Lacunza, director del Centro de Economía Internacional (CEI), indicó que el intercambio entre ambos países sólo es de 1000 millones de dólares.

De todos modos, según el CEI, la Argentina está en condiciones de competir en el mercado mexicano con productos que suman importaciones por 17.500 millones de dólares por año. Las oportunidades más fuertes se encuentran en el sector agrícola y en las manufacturas de origen agropecuario; también en algunas industriales como es el caso de vehículos y plásticos.

También hay posibilidades, más débiles, en máquinas, artefactos mecánicos, caucho y sus derivados. Por su parte, el consultor mexicano Alfredo Phillips Olmedo, subrayó que la inversión de su país en el nuestro suma 2000 millones de dólares -sin contar las inversiones más recientes- y la de la Argentina en México se ubica en los 40 millones de dólares. "Para que fluya el comercio se requiere financiamiento. Se debe promover y fomentar la inversión", opinó.

En el mismo encuentro, Paolo Rocca, presidente de la Cámara de Comercio Argentina-Mexicana, señaló que de 27 acuerdos comerciales entre los países sólo dos se hicieron efectivos. Sin embargo, recomendó no perder de vista los beneficios que proveen la pertenencia a un espacio regional y cultural común.

"Hay compañías que sólo pueden crecer en espacios culturales similares. Las empresas multilatinas pueden aprovechar esta coyuntura favorable", expresó.

El directivo añadió que la voluntad de México de formar parte del Mercosur como socio pleno respalda la idea de la formación de un espacio cultural común para insertar a los países de la región.

Según datos del CEI, el comercio con México está en recuperación, aunque con un comportamiento diferenciado entre exportaciones e importaciones. Las ventas a ese país crecen desde 1998 y se aceleraron en los últimos tres años a un ritmo del 35 por ciento anual.

Participación

Sin embargo, las importaciones alcanzan el 40 por ciento del valor más alto, que se observó en 1997 y 1998, a pesar de su recuperación parcial en 2003. El año pasado, el saldo comercial fue favorable a nuestro país en 560 millones de dólares.

Pero, en términos relativos, la Argentina exporta menos al mercado mexicano de lo que vendía a principios de los 80. En ese momento, nuestro país participaba con el 1% del valor importado por México; hoy el porcentaje es inferior al 0,5 por ciento. "Si hubiese mantenido su participación, nuestro país exportaría más de 1700 millones de dólares a México. Esto es más del doble de lo que exportó durante 2003", destaca el informe del CEI.

Durante los noventa, la economía mexicana y su comercio exterior crecieron más que el promedio mundial. Por ello, considerando su evolución como comprador mundial, la importancia de México en las ventas argentinas es inferior a lo previsto.

En común

  • No sólo se puede profundizar el intercambio comercial entre la Argentina y México. Ambos países podrían unir fuerzas para negociar en conjunto con la Unión Europea y con Japón, estimó Alfredo Phillips Olmedo.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.