Panamá: llega el gran día