Para algunas Pyme la solución está en emigrar a Brasil

Dicen que es más barato que exportar
(0)
24 de octubre de 2000  

CAXIAS DO SUL, Brasil (De una enviada especial).- Todos quieren venderle a Brasil, pero sostienen que es difícil hacerlo desde la Argentina. Con una cadena de pagos más estable, mano de obra barata, y un mercado infinitamente mayor, algunos empresarios Pyme consideran que emigrar es preferible a exportar. Esa es la conclusión que dejaron entrever aquí las pocas empresas argentinas que participaron de la Feria Internacional de Integración Industrial, Mercopar 2000, la 8a. feria internacional de integración industrial que organiza el Servicio de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae) de Río Grande do Sul.

Un ejemplo es Seintec SA, que fabrica portones automáticos rápidos. En la Argentina, la empresa compite de igual a igual con Estados Unidos, España y Francia. Si quiere exportar a Brasil tiene casi un 80% de recargo. Este año se asoció con un empresario brasileño y ya empezó a vender con buenas perspectivas. La experiencia de Seintec cosechó seguidores: cuatro Pyme compartieron un stand en Mercopar para identificar la demanda de sus productos y, llegado el caso, intentar establecer una asociación con un empresario del sur de Brasil.

"Hace tres años pensaba en exportar a Brasil porque el producto que yo fabrico se vendía aquí a 3 reales (3 dólares) y yo lo hacía a 2,10 dólares. Pero ahora los 3 reales equivalen a 1,5 dólar. Es imposible competir", afirmó Oscar Cámara, presidente de Technos, empresa con 20 empleados que fabrica pisos rejilla metálicos.

Por su parte, Indupag, fabricante de tapas de telefonía para calles y veredas, evalúa fabricar el producto en su planta actual y armarlo en Brasil, comentó su presidente, Daniel Aslanides.

Distinto es el caso de Tecnmicrom y Covenoa. Ambas metalúrgicas, buscan como primera medida exportar, ya que el producto que ellas fabrican no existe en Brasil. "No entro por precio, sino por la necesidad que tienen los brasileños de comprar. Para instalarse en Brasil hay que tener volúmenes de venta importantes para que se justifique -explicó Osvaldo Lorenzo, del departamento técnico de Tecnmicrom.

Ausencias

Este año, la escasa presencia de Pyme argentinas en Mercopar también se hizo notar. Si bien se duplicó la cifra del año último (en esta edición concurrieron seis), apenas se llegó a rozar las aspiraciones del Sebrae, sobre todo si se tiene en cuenta que en 1998 participaron alrededor de 30 empresas.

La devaluación del real marcó el antes y el después de esta feria. La poca presencia este año, según el representante del Sebrae RS en Buenos Aires, Alfredo Silberstein, se debe a lo difícil que resulta para una Pyme argentina desembolsar dinero para participar de una exposición, en un momento en que existe una falta de confianza.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.