Piden un mayor control aduanero

En un proyecto se propone que los bienes importados desde Brasil sean derivados al canal rojo
(0)
29 de agosto de 2000  

SANTA FE.- Una serie de denuncias por contrabando de muebles desde Brasil efectuadas por industriales de esta provincia motivó la presentación de un proyecto de resolución por parte del diputado nacional de la Alianza, Carlos Raúl Iparraguirre, en el que solicita la inmediata instrumentación de medidas de apoyo mediante el mejoramiento del control aduanero.

La propuesta del legislador plantea que la llegada de muebles desde el país vecino sea derivado por el canal rojo para que se verifique la exactitud de la información detallada en los ingresos. Según Iparraguirre, "existe la convicción de que buena parte de la mercadería ingresa de manera no oficial o bajo otros rubros que no corresponde al de muebles".

El pedido fue realizado luego de conocerse una serie de monitoreos anticipados de importaciones de productos terminados realizados por la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines de la Capital Federal (Faima), que detectó que empresas importadoras ingresan volúmenes de productos cuyos precios oscilan entre un 30 y un 50 por ciento menos a los producidos en la Argentina.

Se fundamentó también en los reclamos por la falta de políticas activas realizados por empresarios de Cañada de Gómez, donde existen alrededor de cien industrias que ocupan algo más de 1400 operarios.

Tanto las autoridades provinciales como los industriales madereros se reunieron con la titular de la Secretaría de Industria de la Nación, Débora Giorgi, a quien le hicieron conocer los problemas del sector. Días atrás la existencia de contrabando de muebles había sido admitido por el ministro de la Producción de la provincia de Santa Fe, Miguel Paulón.

Promesas

Giorgi prometió el inicio de los trámites necesarios "para contrarrestar el contrabando", e informó sobre el estado de las gestiones iniciadas para la instrumentación de licencias de autorización previa de importación, una medida que apunta a monitorear el ingreso de muebles desde el exterior.

"Creemos que es por medio de la Secretaría de Industria donde deben arbitrarse los mecanismos de mejoramiento de los sistemas de control y estamos convencidos de que deben hacerse por el canal rojo, que implica un control más riguroso lo que garantiza que lo ingresado corresponda a lo efectivamente detallado", dijo el diputado.

También solicitó la instrumentación de un plan específico de ayuda crediticia para la comercialización de los productos del sector, buscando que quienes tienen menos poder adquisitivo cuenten con mayores facilidades para la compra de los muebles indispensables para el hogar.

Los industriales santafecinos solicitaron la aplicación de medidas contra prácticas desleales como subsidios, subfacturación, dumping y una política industrial nacional que permita el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas del sector, debido a que "la irrupción de muebles fabricados en Brasil ocupó un importante segmento del mercado nacional".

A fines de mayo último los industriales de Cañada de Gómez protagonizaron un corte de la ruta 9 que se prolongó por el término de tres horas, en la oportunidad uno de los empresarios que organizó la movilización indicó: "Quienes tienen la responsabilidad de gobernar deben tomar conciencia de los riesgos que emergen de esta situación, ya que está en juego la paz social", dijo Edgar Del Píccolo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?