Planificación, la palabra clave

El Gobierno avanza con la realización de una matriz de origen y destino de cargas que financiará el BID
Florencia Carbone
(0)
27 de septiembre de 2011  

La logística ocupa un lugar destacado en la agenda del Banco Interamericano de Desarrollo. Y José Luis Lupo, representante del BID en la Argentina, lo dejó en claro frente a un numeroso auditorio del sector que participó del "Seminario Internacional de logística: hacia un plan nacional de competitividad".

Habló sobre la importancia que tienen temas como "el desarrollo de zonas de actividades logísticas, logística urbana en el acceso portuario y la integración de diversos modos de transporte" a la hora de mejorar la competitividad de un país, y aseguró que "el compromiso del BID va más allá de la cooperación financiera". Se refirió a la cooperación técnica no reembolsable (que de hecho posibilitó, por ejemplo, la realización del seminario organizado por el Ministerio de Economía).

En la apertura de las jornadas -que se realizaron el jueves y viernes últimos-, Antonio Mezmezian, subsecretario de Programación Económica, comentó que la cartera trabaja en el diseño de una matriz de origen y destino de cargas que esperan poder poner en marcha el año próximo.

"Planificar no es una mala palabra. Si las empresas lo hacen, ¿cómo no lo va a hacer el Estado, que tiene una complejidad mayor? Vemos que los costos logísticos en los países en desarrollo, y de modo particular en la Argentina, son lo suficientemente elevados como para que les prestemos la atención adecuada para reducirlos, de modo que esos excedentes y mejoras que logremos, involucre al Estado para ver de qué forma puede mejorar su participación en el sistema productivo. Para eso necesitamos tener datos fidedignos en un sistema de información confiable que permita tomar decisiones con criterios más precisos", explicó.

Destacó que mientras en la Argentina el costo logístico tiene un peso de casi 20 puntos del PBI, en Estados Unidos -"que no es de los más desarrollados en el tema"- ronda los 9.

Según el funcionario, saber cómo son las cadenas de valor y cómo evolucionan le servirá tanto al Estado como al sector privado para optimizar sus decisiones y orientar las inversiones de modo adecuado.

A su turno, Graciela Oporto, subsecretaria de Planificación Territorial de la Inversión Pública (del Ministerio de Planificación Federal), comentó: "La planificación fue un tema que por muchos años, sobre todo en la década de los ?90, dejó de estar en manos del Estado. Este seminario demuestra que estas políticas deben tratarse en una forma transversal. El conocer el territorio, el origen y destino de las cargas es fundamental para poder pensar en las proyecciones de demanda futura".

Agregó que, en general, "los países de América del Sur, pero de modo particular la Argentina, tienen un modelo de organización territorial producto de las necesidades e intereses económicos internacionales. Eso ocurrió desde la época de la colonia. Las redes de transporte, la conectividad, los flujos, fueron todos en función de los intereses del mercado internacional para adquirir los productos de América del Sur. Los puertos, los caminos, todo tiene un poco que ver con eso".

Mezmezian insistió con la idea de que contar con información fidedigna "abre muchas posibilidades para hacer política económica, de infraestructura y desarrollo regional".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.