Programación industrial: de amigos de la secundaria a socios