Prohibirían el ingreso de bienes falsificados

Buscan poner coto a la competencia desleal
(0)
11 de diciembre de 2001  

Aprovecharse de consumidores desprevenidos vendiendo imitaciones burdas de relojes Rolex, de camisas Polo o de zapatillas Adidas, entre otros productos de marca reconocida, ya no será tan fácil en el país.

En estos días el Gobierno evalúa prohibir la importación de bienes con marcas falsificadas para poner coto a la competencia desleal que enfrentan empresarios nacionales por violaciones a la propiedad intelectual. Esta medida se instrumentaría mediante el dictado de una resolución del Ministerio de Economía, que está a la firma de Domingo Cavallo.

Según la Cámara Argentina de la Indumentaria, la competencia desleal en el sector textil-que incluye la producción clandestina, la falsificación de marca, el contrabando y la venta marginal- también determina fuertes perjuicios para el fisco que se estaría perdiendo de recaudar $ 500 millones al año por esta razón.

Sin embargo, la venta de productos truchos ya está penada en el país. Puede configurar el delito de estafa, que es reprimido por el artículo 172 del Código Penal y es castigada por la ley de lealtad comercial y por la ley de marcas.

"La nueva resolución prohibirá la importación si no se tiene el respaldo de la marca. Así sólo se importará la marca legal y se atacará al problema en sus orígenes", dijo una fuente del entorno de Cavallo que pidió la reserva de su nombre.

La medida formaría parte de una avanzada del Gobierno para desarticular la importación y posterior venta ilegal de productos falsificados en las veredas de la ciudad o en ferias distribuidas en el país.

¿Pero está en condiciones la Aduana de controlar que no se viole la prohibición de importar bienes falsificados? "Las imitaciones son groseras y fáciles de detectar en una verificación", razonó la fuente.

Situación terminal

La novedad fue bien recibida entre los industriales nacionales. "Ojalá que sirva para poder detener el desastre que prácticamente terminó con el negocio textil", dijo a LA NACION Fabián Bachkellian, presidente de Gatic, que produce calzado e indumentaria deportiva.

En los últimos tres años, esta empresa disminuyó en US$ 50 millones su facturación anual en indumentaria deportiva "en su gran mayoría por el efecto del contrabando y la importación desleal".

"La prohibición es muy importante pero tiene que ir acompañada de un mayor control del contrabando", añadió Alejandro Salvador, directivo a cargo de control de legitimidad de VF Argentina, licenciataria de marcas como Wrangler, UFO, Lee y Vanity Fair.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.