Rosario quiere ser vidriera en el exterior

Un puñado de Pyme dedicado a la fabricación de indumentaria armó un consorcio de exportación
(0)
18 de diciembre de 2001  

ROSARIO.- Doce empresas Pyme dedicadas a la fabricación de indumentaria formal e informal para bebes, niños, adolescentes y adultos, que conforman en esta ciudad un polo de fabricación, armaron un consorcio de exportación para incrementar las ventas en el exterior y reducir costos.

La estrategia futura de los empresarios se basa en el ofrecimiento de un producto diferenciado en diseño y calidad de confección de las prendas que se comercializan. El grupo de empresas ya realizó la primera reunión en la Cámara de Exportadores de Rosario donde definieron los mercados que pretenden incorporar. En ese encuentro, resolvieron participar de una feria de indumentaria en Las Vegas, Estados Unidos, como punto de partida para operar con el exterior.

Los protagonistas

Archie Reiton, Vandalia, Sólido, Eyklotron, Wind Spram, Unno Wear, Primeros Pasos, Ponino, Per Bimbi, Barce, Analía Blanco y Rosario Lanas apuntan a la exportación de productos diferenciados y a homogeneizar las actuales políticas de comercialización que tienen por separado.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación ExportAr de la Cancillería, el BankBoston y la Dirección de Comercio Exterior de la provincia de Santa Fe.

Las entidades acompañan a las empresas aportando el 50 por ciento de los costos que puedan tener con el diseño de la folletería, actividades de promoción y demás campañas; también absorberá el ciento por ciento del costo de un coordinador por el término de seis meses.

La provincia, por su parte, se hará cargo de los costos de los stands en las ferias internacionales donde el grupo decida participar como medida estratégica.

"Casi todas las empresas han realizado operaciones de exportación a Dinamarca, Brasil, Chile, y Perú, entre otros, y ahora el grupo quiere seguir vendiendo en estos destinos y agregar como mercado por explorar a Canadá, y los países de la Unión Europea", explicó el coordinador del consorcio, Santiago Pochettino.

Precisamente, Pochettino decidió impulsar la formación del grupo tras comprobar que las empresas que fabrican indumentaria en Rosario conforman un polo productivo importante. Además, un alto porcentaje ya tenía experiencia exportadora con resultados favorables.

Bajas ventas internas

La formación del consorcio constituye, en rigor, un intento por captar nuevos mercados a raíz de la disminución de ventas en el país.

Laura Gori, responsable del área de comercio exterior de Rosario Lanas, empresa con más de 20 años de actividad dedicada a la fabricación de pulóveres de lana y ropa informal, explicó que las empresas que participan del consorcio poseen entre 10 y 100 empleados a su cargo.

"La idea de la empresa y del grupo es acceder a mercados fuera de América del Sur, donde muchas firmas han exportado, y también nos permita superar la difícil coyuntura que se está atravesando en el mercado interno", explicó Gori, y agregó que esta misma coyuntura es la que va a generar los esfuerzos para mantenerlos en el futuro.

Los establecimientos dedicados a la fabricación de indumentaria están padeciendo un aluvión de importación de materia prima y productos terminados. Numerosas firmas de Rosario aseguran haber sido desplazadas por el ingreso de productos de Medio Oriente con precios difíciles de igualar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.