Puerto franco. Ser funcionario del Ejecutivo no implica ser parte del Gobierno