Sierra Grande, sin zona franca

Se llamaría a una nueva licitación
Se llamaría a una nueva licitación
(0)
22 de agosto de 2000  

VIEDMA.- El miércoles último venció el plazo para poner en funcionamiento la zona franca en la localidad rionegrina de Sierra Grande, lo que generó la decisión del gobierno provincial de dar por concluido lo establecido por el contrato de la empresa que, el 17 de julio de 1998, había resultado adjudicataria del enclave, la francesa Carriere Dhainaut que, en su momento, fue la única oferente para hacerse cargo de las obras y su explotación.

Las autoridades gubernamentales de Río Negro consideraron que el 16 del actual se cumplió el plazo de dos años que tenía la empresa francesa, con sede en París, para poner en marcha la zona franca, por lo que está analizando efectuar un nuevo llamado a licitación.

Esta decisión no resulta fácil de tomar, ya que al no instalarse el enclave en tiempo y forma, la comunidad de Sierra Grande, muy afectada por la crisis socioeconómica, sufre una nueva postergación de lo que podría transformarse en un paliativo de la gran desocupación que existe desde que dejó de funcionar la compañía minera Hiparsa (ex Hipasam).

Lo que realmente decepcionó a los habitantes es que la puesta en marcha de la zona franca significaba la ocupación de 150 operarios y otros 350 puestos de trabajo en los primeros tres años.

Promesa

El secretario de Planificación y Políticas Públicas de la provincia, Alfredo Martín, le explicó a La Nación que la propuesta presentada en su momento por Carriere Dhainaut fue hacer una inversión de 7,5 millones de dólares y el pago de un canon del 1 por ciento de su facturación mensual.

La compañía entregó, junto con su oferta, una cartaintención de tres empresas industriales que estaban interesadas en invertir otros US$ 12 millones para establecer una planta de molienda de minerales, una fábrica de aglomerados y otra de tableros eléctricos, respectivamente.

Martín aclaró que todos estos motivos impulsan a la provincia, ante la falta de respuesta de la empresa francesa a las intimaciones hechas por el gobierno rionegrino para concretar finalmente los trabajos para la habilitación del enclave, a llamar a una nueva licitación pública para sobrellevar la crítica situación de esa localidad, ubicada a 350 km al sur de Viedma.

Para finalizar, Marín afirmó que el martes de la semana próxima viajará con el ministro de Coordinación de la provincia, Gustavo Martínez, para reunirse con los funcionarios de la secretaría de Industria y Comercio de la Nación para plantear el tema de la zona franca.

La respuesta privada

Por su parte, el representante legal en la Argentina de la empresa Carriere Dhainaut, Obdulio Alvarez, ante una consulta de La Nación relacionada con la caducidad de la concesión, respondió que "eso, por ahora, son solamente informaciones periodísticas".

El ejecutivo agregó:"Nosotros no hemos recibido nada oficialmente. Si eso sucede, creemos que nos asiste el derecho, ya que no hemos sido justamente nosotros los que no cumplimos: en realidad, no hemos recibido la parcela como estaba estipulado en el contrato".

Alvarez señaló que "el convenio de adjudicación establece además que debían entregarnos la dársena (hoy explotada por el ex legislador provincial Jorge Carrasco), el muelle mineralero y la tierra que nosotros pedimos en su momento, las 350 hectáreas". El hombre de la firma concesionaria sostuvo que la posición de Carriere Dhainaut es que se cumpla con el contrato firmado en 1998.

Finalmente, el representante de Carriere Dhainaut destacó: "No tengo que opinar lo que hace o deja de hacer el gobierno de Río Negro. Si mis abogados entienden que algo de lo que van a hacer los funcionarios provinciales va a afectar los intereses de mi representado, después será un tema que tendrán que arreglar ellos".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.