Sin soluciones a la vista para los conflictos pesqueros

Emiliano Galli
(0)
29 de diciembre de 2009  

Pescadores artesanales en Bahía Blanca, por un lado, y pescadores embarcados en Mar del Plata, por el otro, continúan con sendos conflictos laborales que mantienen en vilo a una vasta porción de la golpeada comunidad marítimo-portuaria argentina.

La semana última, el desquicio se encarnó en Bahía Blanca. Los pescadores incendiaron las oficinas y destrozaron las instalaciones del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, el jueves de Nochebuena.

Como si la política pesquera de la provincia de Buenos Aires se redactara en las oficinas del ente público no estatal que administra un predio portuario.

"Está claro que los que están detrás de todo esto pretenden que el puerto cierre. Nosotros no podemos regularizar la falta de capturas", decía una fuente del ámbito portuario.

Dos hechos coronan de amargura el tiempo detenido en el principal puerto de aguas profundas del país: en primer lugar, las versiones sobre la renuncia del presidente de consorcio, Jorge Otharán, que en Navidad tuvo que salir a desmentirlas; en segundo lugar, ninguna autoridad provincial se hizo presente en Bahía Blanca en los 15 días de crispación. Ni la gente de Puertos, ni la de Pesca, ni la de Producción.

En el puerto de Buenos Aires, parece que los feriados de la semana última y los de ésta calmaron un poco las aguas: en el Ministerio de Trabajo se llegó a una suerte de "cuarto intermedio" con los trabajadores del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) que boicotea las exportaciones de pescado y derivados (negando servicio de remolque a los barcos) porque reclama para sí el encuadramiento gremial del personal embarcado en los barcos pesqueros marplatenses, y acusa a las empresas de la pesca de emplear trabajadores "en negro", al desconocer el sindicato la personería de un gremio con exclusividad en Mar del Plata como el Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape).

Hoy vence esa mini tregua y nadie sabe si en algún momento el diálogo cuerdo volverá a las tablas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.