Una ayuda para pymes alimentarias

Firmas y organismos del país europeo quieren crear una red de contactos con empresas argentinas
(0)
27 de abril de 2004  

Hoy en día las pymes nacionales del sector alimentario tienen un sueño en común: poder exportar y ser reconocidas en los principales mercados.

Por suerte, en la región italiana de Campania -ubicada al sur de Roma y cuya capital es Nápoles- conocen bien el negocio y están dispuestos a colaborar con las firmas nacionales. De hecho, una delegación de esta zona visitó el país la semana última para presentar el proyecto de promoción de la internacionalización de empresas (Linfa, por sus siglas en italiano) que cuenta con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

La salida al exterior se realizaría a través del desarrollo de redes con italianos en el extranjero y capacitación avanzada. "Es un proyecto que abarca tres naciones donde es muy fuerte la emigración italiana: la Argentina, Brasil y Túnez. La visita de la delegación es para que ellos vean puntos de contacto entre su realidad y la argentina y que más adelante surgan acciones específicas que apunten a la colaboración tanto a nivel público como privado", explicó el director de la Consultora Italo Argentina (CIAR), Marcelo Roich, que acompañó a la delegación italiana.

En la comitiva estuvieron los miembros de la organización italiana especializada en consultoría, capacitación e investigación Mater, Sergio Bolletti Censi y Teresa La Marca; el consejero de la provincia campana de Caserta, Carmine Antrópoli y el presidente de la Asociacón de Pequeñas y Medianas Industrias de Caserta (API), Salvatore Antonio Biasio, entre otros.

Posibles inversiones

Los representantes de Campania visitaron empresas y centros productivos de alimentos en la ciudad bonarense de Mercedes y en la provincia de Santa Fe. Además, mantuvieron una reunión con el director Nacional de Alimentación de la Secretaría de Agricultura, Daniel Camerano.

Lo cierto es que esta visita podría derivar en nuevas inversiones italianas en el sector alimentario nacional. También en la creación de joint ventures para integrar en cadenas productivas a empresas nacionales e italianas. "En la Argentina hay fuerte disponibilidad de espacio para el cultivo, un terreno apto y condiciones climáticas diversificadas. Se podrían transformar los productos enteramente en la Argentina o hacer una semielaboración aquí para que sea completada en Italia", aseguró Bolletti Censi.

En sintonía, Biasio indicó las empresas italianas podrían cooperar con las locales en sectores como la producción de jugos cítricos y en la elaboración de alimentos a base de carne bajo un esquema que permite agregar valor a las exportaciones alimentarias nacionales.

"Hoy en día existen buenas oportunidades para la exportación a Europa de carne de aves argentinas ya que por el brote de fiebre aviar la UE no permite importar desde países asiáticos. Además, la carne vacuna de este país es prestigiosa porque no se registro el mal de la vaca loca [encefalopatía espongiforme bovina]", puntualizó.

Más ingresos

Otro negocio de interés, que está muy desarrollado en el área de Campania, es el turismo rural, que también podría aportar fuentes de ingreso alternativas a las empresas del sector alimentario.

Por otra parte, la delegación italiana apunta a sensibilizar a los organismos y empresarios nacionales respecto de las oportunidades que pueden haber en los principales mercados si se implementan mecanismos para asegurar la calidad alimentaria como la trazabilidad o la certificación de las buenas prácticas productivas.

Los interesados en obtener mayor información sobre el proyecto Linfa, pueden comunicarse con CIAR por el 4902-3414. Internet: www.italoargentina.com.ar .

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.