Una salida en tiempos de crisis

El comercio puede abrir la puerta del crecimiento
El comercio puede abrir la puerta del crecimiento
(0)
28 de agosto de 2001  

El Día de la Exportación coincidió, este año, con una noticia anhelada por la Argentina: el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgó, finalmente, un aumento de 800 millones de dólares en su programa de créditos para nuestro país.

Si bien el anuncio descomprimió en parte el tenso clima que se había vivido en las últimas semanas, los empresarios y analistas ligados al sector exportador compartieron en silencio la sensación de que no había muchas razones para festejar, sino, más bien, de que se estaba dando la última oportunidad para encontrar una salida hacia el crecimiento.

Ese fue el sentir que predominó en las conferencias y seminarios realizados para celebrar la XIX Reunión del Consejo de Comercio Exterior del Mercosur (Mercoex) y el Día de la Exportación, organizados por la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), el martes y miércoles últimos.

Allí, la posición del Mercosur en la negociación de acuerdos de integración en el hemisferio y con la Unión Europea (UE) fue una de las cuestiones que más comentarios desprendió.

El investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Roberto Bouzas, afirmó que es imperativo que el Mercosur pueda definir una agenda propia, identificar claramente sus intereses y delinear un modo efectivo de promoverlos dentro del ALCA. "Tengo la sensación de que el debate del ALCA se da con prescindencia de la agenda de negociaciones -dijo-. Se pierde de vista el sentido mercantilista de toda negociación comercial y, en la práctica, lo que se hace es adoptar la agenda de la contraparte. Que haya un proceso de ajuste fiscal y escasez de recursos no justifica la incapacidad para avanzar en este aspecto."

A su juicio, el reciente anuncio de que podrían comenzar negociaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio del tipo 4 + 1 entre el Mercosur y Estados Unidos no modifica demasiado esta situación.

"Si alguien quiere interpretar esto como el inicio de un nuevo tratado de libre comercio, está en su derecho, pero no es lo que yo hago -manifestó Bouzas a La Nación -. El representante comercial norteamericano, Robert Zoellick, no va a decir eso mientras no tenga el visto bueno del Congreso de su país. De todos modos, sería importante que el anuncio del funcionario norteamericano mueva a la Argentina y a sus socios del Mercosur a un esfuerzo de organización de una agenda para negociar en lugar de convocar sólo al entusiasmo."

Asimismo, advirtió que "dentro del ALCA tenemos una agenda difusa y mal articulada internamente". "Igualmete, ALCA o Mercosur es una disyuntiva mal planteada", señaló.

A su vez, el director del Observatorio de la Globalización de la Universidad de Barcelona, Ramón Torrent, explicó que existe la alternativa dentro del ALCA de que se realicen negociaciones país por país, mientras que la UE sólo está autorizada a negociar con el Mercosur como bloque.

En otro ámbito, la nueva ayuda del FMI tuvo su impacto cuando se evaluó la situación de los mercados externos.

"Después de este anuncio hay que seguir trabajando mejor que nunca. La palabra "sustentabilidad", que ha surgido en las últimas semanas, nos lleva a plantearnos el interrogante de cómo vamos a trabajar desde la exportación para que la sustentabilidad del crecimiento argentino sea posible", planteó el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini durante la conferencia sobre "El escenario internacional".

Cómo seguir

Al referirse a la tendencia exportadora del país, el ministro hizo referencia a la difícil situación que vive el sector privado. "El productor argentino está haciendo un gran esfuerzo para poder mantener e incrementar la tasa de exportaciones en las actuales condiciones económicas y a pesar de la caída de la demanda de nuestros mercados compradores. Es una meta que se cumple con dificultad, porque la competitividad está claramente desafiada", reconoció.

Por otra parte, la relación económica con Brasil fue mencionada como uno de los temas pendientes de la Argentina. Llegar a tener un vínculo estrecho y cooperativo con nuestro principal socio comercial sigue siendo una prioridad de nuestra política exterior. "Puedo asegurar que la relación con Brasil está en un punto histórico magnífico, y vamos caminando hacia la profundización de la coordinación macroeconómica", remarcó el funcionario.

Las pequeñas y medianas empresas tuvieron su momento en el seminario "De Pymes a Pumas", donde se mostraron los avances del Programa de Desarrollo Sectorial de las Exportaciones Argentinas, que llevan adelante la Fundación BankBoston y ExportAr.

Elvio Baldinelli, responsable del programa por la Fundación BankBoston, dijo que "los resultados fueron satisfactorios porque se formaron 17 grupos conformados por 145 empresas". "En 2000 exportaron por US$ 63 millones, un 47% más de los US$ 43 millones que se vendiero el año anterior", destacó.

Agregó que una de las ventajas que tiene el programa es la transferencia de conocimiento entre las empresas: "Las que ya exportaron ayudan a las que nunca lo hicieron".

Por su parte, el director de la Fundación ExportAr, Luis María López del Carril, señaló que, pese a las malas condiciones presupuestarias, se están brindando nuevos servicios para las Pyme, como perfiles de mercados más complejos a cargo de consultoras internacionales en los que se subsidia el 50 por ciento de su costo, o perfiles de riesgo de los importadores a través de Internet.

Oferta exportable

  • La Fundación ExportAr convocará a los distintos municipios del país para trabajar conjuntamente en una base de datos que permita armar la oferta exportable argentina, según informó López del Carril.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.