Suscriptor digital

Una ubicación muy privilegiada

Se destaca la cercanía de importantes rutas y del ferrocarril
(0)
29 de agosto de 2000  

ZARATE.- Para que un puerto ofrezca condiciones ventajosas, no basta con que trabaje con seriedad. Uno de los factores que inciden decididamente en la elección de una terminal son los accesos, y ahí la balanza se inclina en favor de los 17 embarcaderos de Zárate-Campana.

A contados kilómetros de la ribera del Paraná de las Palmas pasa la ruta Panamericana (RN 9), que conecta Buenos Aires con Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Sa lta y Jujuy.

En tanto, a Campana llega la ruta 6, que lleva a los camiones hasta Luján (donde pueden desviarse para tomar la ruta 5, que cruza el centro de la provincia de Buenos Aires y se dirige Santa Rosa, La Pampa), y luego hasta La Plata.

La ruta del Mercosur

Hacia el este, se levanta el puente Zárate-Brazo Largo, que une la provincia de Buenos Aires con Entre Ríos. Desde allí, sólo hay que tomar la ruta 12, y después la 14, para arribar al puente internacional que liga Concordia con Salto, Uruguay, o continuar hasta Paso de los Libres para cruzar a Uruguayana, Brasil.

La zona de Zárate-Campana tiene, asimismo, una buena conexión férrea. Por allí pasa el ferrocarril Trenes de Buenos Aires (TBA) que la conecta con Capital Federal, al que se suma el General Urquiza, que se dirige a Entre Ríos tras cruzar el puente Zárate-Brazo Largo.

La mayor parte de los puertos de esta región no se conforma con la cercanía con el tren. Algunos, como Siderca, ya poseen una estación de transferencia dentro de la terminal. Otros, como Euroamérica, piensan invertir 3 millones de dólares en obras para contar con una estación propia.

Por su parte, el titular de la Administración Portuaria Bonaerense (APB); Pablo Tonelli, destacó la necesidad de realizar más emprendimientos viales o ferroviarios para vincular mejor esta zona con el resto de la provincia, aunque condicionó su realización a la aprobación del proyecto de ley de puertos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?