Varietales para las góndolas europeas

Gracias al cultivo de uvas finas, el vino elaborado en la provincia se vende a Inglaterra y Alemania
(0)
13 de mayo de 2003  

SAN JUAN.- A partir de las nuevas tendencias y exigencias del mercado consumidor, en la década del 80 la producción sanjuanina de vinos experimentó importantes cambios. La elaboración de los tintos comenzó a desplazar lentamente a los tradicionales blancos comunes de mesa.

Actualmente, en las góndolas de los supermercados de Gran Bretaña y Estados Unidos es posible encontrar algunos vinos tintos de San Juan a precios significativos. Para que ello sucediera, fue necesario reemplazar las vides comunes por varietales finos provenientes de Europa, especialmente de Francia, Italia y España.

La mayor parte de las variedades importadas se adaptó perfectamente a las condiciones de clima y suelo de la provincia. Pronto comenzaron a tomar cuerpo los nuevos parrales. Sobre 47.000 hectáreas de viñedos, 8700 corresponden a uvas finas. Diez años atrás las variedades finas apenas ocupaban 425 hectáreas de cultivo.

En la última década San Juan ha registrado un crecimiento sin precedente en materia de producción de vinos varietales aun cuando puede considerarse que el proceso de reconversión de viñedos y establecimientos está en sus primeros pasos. En 1990 la provincia despachaba 180.000 hectolitros de vinos finos, y en 2000 sobrepasó los 300.000.

De la mano del Régimen de Diferimientos Impositivos y del aporte de moderna tecnología de riego, creció de manera importante la producción de uvas como Cabernet, Merlot, Pinot, Syrah, Malbec, Tannat, Barbera y Bonarda, entre las tintas. Lo mismo sucedió con las uvas blancas Pedro Ximénez y Torrontés en sus tres subvariedades Riesling, Chenin, Pinot Blanca, y Chardonnay, Malvacia y Moscatel, respectivamente.

El cultivo de vides y la elaboración de vinos han observado cambios sustanciales con relación a la vitivinicultura tradicional, con la incorporación de moderna maquinaria y tecnología de avanzada que aseguran la buena calidad de los caldos vínicos.

La forma de recolectar las uvas también está cambiando, con la vendimia en horas de la noche para que el llamado calor de campo acumulado durante el día no altere el aroma, sabor y color del fruto.

Tratamiento especial

Cada hectárea de viñedo puede alcanzar una producción de entre 25.000 y 30.000 kilos de uva. Los productores, sin embargo, someten a las vides a un tratamiento especial para tener menores rendimientos, de no más de 15.000 kilos, con el propósito de lograr un mejor precio del producto y también mejores condiciones organolépticas. Si bien esta provincia se sumó después de Chile y Mendoza a los nuevos requisitos de los principales mercados, los vinos finos sanjuaninos siguen ganando escaparates de negocios en todo el mundo.

La empresa Graffigna, fundada en 1870, fue la que hizo punta llegando con sus vinos a Inglaterra, con un corte especial de Bonarda y Greco Nera a requerimiento de ese mercado. Luego aparecieron las bodegas Finca Natalina, Bórbore, Otoyán, Chirino y Cordero, con volúmenes que crecen en forma constante.

Por su parte, Bodega y Viñedos Fabril Alto Verde -atendiendo a una exigencia de mercado que crece raudamente- elabora vinos orgánicos desde hace 10 años, con certificación nacional e internacional. Este tipo de vino se caracteriza por ser un producto cuidado y criado en forma artesanal y se está exportando a Inglaterra, Alemania y Japón en las variedades Chardonnay, Malbec, Syrah y algunos espumantes.

En la última edición de la exposición London Wine, una de las principales muestras de vino en Europa, empresarios de San Juan y Mendoza participaron activamente. Firmas como Graffigna y Bórbore tuvieron oportunidad de mostrarle a ese exigente mercado la excelencia de sus productos.

Además, delegados del Grupo Mundial de Comercio del Vino (GMCV) expresaron su beneplácito por la buena calidad de los vinos degustados en distintos establecimientos bodegueros de San Juan, durante la visita que realizaron recientemente a nuestra provincia.

Ello se produjo en el marco de la reunión que la entidad mantuvo en Mendoza, y en la que se formalizó el pedido de ingreso de la Argentina al grupo.

En esa oportunidad, el director nacional del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Enrique Thomas, destacó que la reunión de los visitantes con los empresarios vitivinícolas y políticos de San Juan era una muestra concreta de que se está en el buen camino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.