Puerto franco. Veinte años reflejando la tensión pendular del comercio exterior