Comienzan a diferenciar casas y departamentos por su consumo de energía