Comienzan a reactivar el Mercado Central

El consorcio Alimentos y Gestión Logística empezó a captar inversionistas para transformar el predio en un polo agroindustrial
El consorcio Alimentos y Gestión Logística empezó a captar inversionistas para transformar el predio en un polo agroindustrial
(0)
25 de agosto de 2001  

"Queremos reposicionar la marca Mercado Central", dijo Patricio Pérez Iturraspe, coordinador general del consorcio Alimentos y Gestión Logística, que en breve se hará cargo de la transformación de 360 hectáreas no urbanizadas en el predio de La Matanza. La semana próxima el grupo firmará el contrato con la corporación del mercado e iniciará formalmente la elaboración del plan maestro para instalar unidades de negocios tan diversas como bancos y plataformas de ruptura de cargas.

"Nos sorprende que en un momento crítico como éste las empresas tengan interés en el relanzamiento del mercado", comentó el directivo, en el contexto del Salón Internacional de la Alimentación (SIAL Mercosur). El imán de las inversiones, explicó Pérez Iturraspe, es la futura disminución de los costos de comercialización y la apertura al comercio exterior.

Para organizar la trama de negocios que, según se espera, generarán un crecimiento exponencial de los ingresos en el Mercado Central, Alimentos y Gestión Logística se instalará en el predio de Tapiales a mediados de septiembre. Todos los integrantes del equipo (desde los estudios de arquitectura y las empresas constructoras hasta las firmas españolas SPIM y Mercabarna) estudiarán in situ la transformación de la plaza comercial. "Daremos los primeros pasos: estudiar las necesidades del mercado, evaluar el impacto ambiental y económico y, finalmente, implementar las unidades de negocios", graficó Pérez Iturraspe. El grupo empresarial está evaluando la propuesta de Mercado de Liniers SA para trasladar allí el establecimiento ganadero. "Es un proyecto interesante y viable, sólo falta evaluar la financiación", anticipó Pérez Iturraspe.

El proyecto busca aumentar la exportación de frutas y verduras aprovechando la contraestación y promover el agregado de valor mediante la instalación de plantas procesadoras y empacadoras. "Queremos que los distribuidores europeos puedan comprar productos frescos durante todo el año y, al mismo tiempo, puedan asegurarse la calidad de la mercadería." El emprendimiento impulsará controles bromatológicos más exigentes y promoverá la trazabilidad "para que el usuario esté convencido del valor de lo que compra". Pérez Iturraspe señaló: "Nos interesa mejorar los servicios de empacado y tratar de captar a los súper e hipermercados".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.