Cómo sumar multitudes a tu negocio

La filosofía de la creación colaborativa permite a muchas empresas brindar sus servicios; lanacion.com te explica cómo funciona este modelo
(0)
26 de abril de 2011  • 10:42

Todo negocio es hijo de algún problema o necesidad que tienen los clientes. Veamos un problema común: supongamos que necesita traducir algún texto de un idioma extranjero, pero los traductores automáticos disponibles en la web son de mala calidad y los servicios tradicionales son algo lentos y un poco caros.

myGengo es una empresa japonesa que creó un nuevo modelo de negocio para atender a esas situaciones. En lugar de contratar traductores profesionales para ofrecer el servicio, cuenta con una red de hablantes nativos en los idiomas con los que trabaja (inglés, japonés y español, entre otros), que han sido evaluados previamente y trabajan como traductores freelance .

Empresas que aplican la filosofía de la creación colaborativa con participantes que reciben un pago por su trabajo.

El sistema es bastante similar al que utiliza Wikipedia para crear la famosa enciclopedia online que se ha transformado hoy en la referencia obligada para buscar cualquier tipo de información: una red mundial y descentralizada de redactores voluntarios, expertos en distintos temas.

De hecho, lo que hacen empresas como myGengo (o su prima hermana My Translation ), es aplicar la filosofía de la creación colaborativa, que se utiliza también para crear los programas de software libre (como el sistema operativo Linux, entre otros), al ámbito empresarial. La diferencia es que aquí los participantes no son voluntarios, como en Wikipedia o Linux, sino que reciben un pago por su trabajo.

Esta modalidad de trabajo se llama crowdsourcing (de crowd : multitud y sourcing : abastecimiento). Si en el outsourcing lo que hacen las empresas es encontrar un sólo proveedor calificado para comprarle algún insumo o servicio que necesitan, en el crowdsourcing lo que se hace es plantear esta necesidad a un grupo amplio de personas que trabajan a título personal.

Con la modalidad de

Las áreas en las que se aplica esta modalidad son incontables. Hoy se pueden conseguir servicios de diseño, redacción publicitaria, programación, locución, consultoría y hasta desarrollos científicos a través de sitios especializados ("plataformas" en la jerga), como Innocentive , Presans , Innovation Exchange , 99designs o Crowdspring , entre muchas otras.

Sin embargo, este modelo no está exento de controversias. La calidad del servicio y lo que se considera "competencia desleal" (los proveedores tradicionales se quejan de que se ofrece el mismo trabajo por un costo demasiado bajo), son las más importantes.

La clave para entender por qué sucede esto último es que quienes ofrecen cualquier servicio de este tipo lo hacen como un complemento de sus ingresos o como un trabajo eventual. Para muchos esta es la versión digital, calificada y siglo XXI de las famosas "changas".

¿Cómo beneficiarse de esta tendencia? Hay tres vías principales:

Provoca controversias con los proveedores tradicionales por los bajos costos que exigen quienes ofrecen estos servicios como "changas"

1) La primera es, obviamente, participar como oferente vendiendo nuestros servicios. Casi cualquier habilidad profesional que se posea es factible de ser comercializada a través de una plataforma especializada. Y participar en ellas no supone renunciar a ningún trabajo formal.

2) La segunda es aprovechar sus beneficios como cliente. Para una empresa (y con frecuencia para un cliente particular), el crowdsourcing es una forma barata y eficiente de tercerizar.

3) Finalmente, se trata de aprovechar la tendencia creando una empresa que se organice de este modo. Identificar una necesidad que pueda ser resuelta con el trabajo de una comunidad de freelancers ha sido la génesis de cientos de empresas ya. Todavía hay lugar para muchas más.

* Eduardo Remolins es economista especializado en Management de la Innovación, Master in Technology and Innovation Management, Sussex Universitiy Master en Economía, UTDT. Además es autor del libro La Primera Venta del Emprendedor .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.