Cómo planificar las finanzas personales de cara a 2016 en un contexto cambiante

La percepción de inseguridad económica y laboral lleva a los argentinos a ahorrar más y a modificar conductas de consumo
Mónica Fernández
(0)
30 de noviembre de 2015  

En el umbral del recambio presidencial se respira cierta cuota de optimismo pensando a mediano plazo. Pero cuando se trata de planificar de cara a los próximos 12 meses, la cautela es lo primero que aparece. Al menos eso surge de un relevamiento realizado por Nielsen Argentina: el 77% de los consultados cree que la economía está en recesión y el 37% duda de que eso pueda revertirse en los próximos meses. La derivación de esta percepción es un consumo más planificado y más racional. "Entre las mayores preocupaciones de los argentinos está la seguridad laboral, que subió de 19% a 23% en el último trimestre, y la marcha de la economía, que colocan casi al mismo nivel (17%) que el temor por el crimen (inseguridad)", remarca el reporte de Nielsen, que agrega que "los argentinos tienen una no tan buena percepción de la perspectiva laboral y de la finanzas personales para los próximos 12 meses, aunque muestran una mejoría con respecto al primer trimestre del año".

Esta incertidumbre trajo consigo cambios de hábitos en la forma de administrar el dinero y de consumir. "La última medición cuenta con 49% de los consultados a favor de ahorrar el dinero extra, frente a 39% del período anterior", revela Rafael Gouiran, market leader de Nielsen Argentina. Asimismo, avanza el ejecutivo, "saldar deudas de tarjetas de crédito y de préstamos tiene un 28% de respuestas favorables".

Mariano Sardans, socio de FDI, compañía dedicada al gerenciamiento de patrimonios con expertise en planificación financiera de individuos, concuerda con el resultado que arroja la encuesta: "Vemos a las familias preocupadas por su situación económica y financiera. Muchos perdieron el trabajo o tienen amigos y conocidos que lo perdieron. Otros tienen menores ingresos. Quieren sacarse de encima las deudas, reducir gastos y generar ahorro".

En este escenario de fin de ciclo y de cara a empezar 2016 con las cuentas en orden, los expertos recomiendan en qué conviene gastar hoy, por dónde pasan los recortes, cómo invertir y qué tipo de deudas cancelar y cuáles pueden resultar "un buen negocio".

"En este momento se ve una gran distorsión de precios relativos para las empresas y para las familias, y la reacción es aprovechar a hacer un gasto subsidiado, anticipando la compra de productos cuyo precio está atado al dólar y se estima que va a subir. Acumular stock de ciertos productos o bienes es conveniente en este escenario", explica Javier García Sánchez, director académico del Programa MBA Full Time del IAE.

La oportunidad, claro, no está sólo en precios retrasados respecto de "un dólar que dentro de algunas semanas podría valer entre 40% y 50% más", sino en la posibilidad de financiarlo, según coinciden distintas fuentes, para quienes las cuotas sin interés a 12, 18 y 24 meses "tienen los días contados". Dejarlas pasar es pagar un alto costo de oportunidad. Si los números del presupuesto familiar cierran, es momento de adquirir algún bien durable en cuotas. Lo mismo pasa con servicios turísticos en el exterior o pasajes de avión.

Sardans recomienda sacar muy bien las cuentas antes de embarcarse en un crédito o financiación. "Las personas hacen diferencia endeudándose en pesos -al comprar un producto dolarizado- siempre y cuando la tasa total (incluyendo el IVA de los intereses) sea menor que las expectativas de devaluación", aclara.

"Una tasa de interés anual de más del 40% -muy normal por estos días- hace inviable cualquier negocio para un individuo, que además no puede tomarse el costo financiero a cuenta del impuesto a las Ganancias y tampoco como crédito fiscal el IVA de los intereses; o sea, todo es costo", añade. Estos niveles de interés, y superiores también, se ven, por ejemplo, en la financiación de las tarjetas de crédito. A pesar de que la compra se haya hecho en 12 cuotas sin interés, si a fin de mes no se cancela el total y se paga sólo el monto mínimo, sobre el saldo corren intereses que echarán por tierra cualquier ganancia. García Sánchez destaca que si hay una oportunidad para aprovechar tomando deuda o crédito, lo primero que hay que evaluar es si la perspectiva del ingreso es estable para el mediano plazo. Si lo es, se puede destinar entre 10% y 15% del salario al pago de cuotas.

Así, en un contexto de mayor incertidumbre, especialmente para los próximos 12 meses, hay gastos y patrones de consumo que los argentinos optan por cambiar para generar una mejor gestión de los recursos disponibles. "Cambiar a marcas más económicas o segundas marcas es mencionado como estrategia de ahorro por el 60% de los encuestados. Lo mismo sucede con los gastos de entretenimiento fuera de casa (54%) y la ropa nueva (52%). Son las reacciones más comunes al recorte", explica Gouiran. Otras alternativas que siguen los argentinos son disminuir la compra de comidas preparadas (48%) y postergar la renovación de tecnología (47%).

Aun pensando en una economía que comience a mejorar a mediano plazo, los consumidores locales dijeron que mantendrían como principales acciones cambiar a marcas más baratas (40%), disminuir los gastos de entretenimiento (27%) y ahorrar electricidad y gas (23%).

En cuanto a la mayor propensión al ahorro que surge del relevamiento de Nielsen, Ignacio Corsiglia, de Corsiglia & Cia Sociedad de Bolsa, confirma que "se nota mayor interés en invertir para estar posicionado ante la expectativa de un cambio de política económica que sea más favorable a la inversión".

"Para un excedente de pesos sugerimos invertir en una cartera diversificada, con un mix de bonos en dólares, como el Bonar 24, que tiene una TIR de 8% anual en dólares, y bonos dollar linked, como el Bonad 2017 (AF17), que está atado al dólar oficial. Lo completaría con una cartera de acciones con papeles de Banco Galicia y Francés, Aluar, Siderar, Telecom, Central Costanera e YPF", aconseja el analista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.