Con dos nuevos directores, pudo sesionar el Banco Central

Fueron designados un funcionario cercano a Capitanich y otro a Kicillof; ayer fue un día tranquilo en la plaza cambiaria por el feriado en EE.UU.
Florencia Donovan
(0)
29 de noviembre de 2013  

La espera no fue demasiado larga. A una semana de haber asumido Juan Carlos Fábrega como presidente del Banco Central (BCRA), el Gobierno nombró ayer dos nuevos directores en la entidad y garantizó el número mínimo de integrantes que debe tener la mesa chica de la autoridad monetaria para poder tomar decisiones.

Los nombramientos reflejan el poder adquirido de los dos nuevos ministros del gabinete: Jorge Milton Capitanich y Axel Kicillof .

El jefe de Gabinete es responsable de la incorporación en el Central de Sebastián Andrés Aguilera, un contador egresado de la Universidad Nacional del Nordeste, con maestrías en Administración de Empresas de la École Supérieure de Commerce, en Francia, y del Instituto de Ciencias de Administración de la Universidad Católica de Córdoba, y que, previo a su ingreso al BCRA, ocupaba la presidencia del Nuevo Banco del Chaco, la entidad propiedad de la provincia.

Mientras que Axel Kicillof nombró a Germán David Feldman, un economista de 31 años egresado de la Universidad de Buenos Aires, con una maestría en la Universidad de San Andrés y un doctorado en Economía de la Universidad de Fráncfort, en Alemania. Feldman era profesor de la Universidad de San Martín, pero además trabajaba en los últimos meses como asesor en el Banco Central del entonces director y ahora secretario de Finanzas, Pablo López. Tiene varios papers escritos sobre política monetaria.

A diferencia de lo que sucede en la mayoría de los bancos centrales del mundo, en el BCRA sólo dos de los seis directores son economistas: el vicepresidente, Miguel Ángel Pesce, y ahora Feldman. Quedan, no obstante, cuatro vacantes todavía que podría llegar a cubrir el Gobierno en los próximos días.

El nuevo presidente del BCRA, por caso, no habría ocultado entre sus colaboradores su intención de lograr algún director propio.

Con las nuevas incorporaciones, el BCRA contará con la cantidad de votos suficientes como para tener quórum en las reuniones de directorio (el mínimo, según la Carta Orgánica de la entidad, son cinco). Ayer se llevó a cabo la primera.

Para el Banco Central no son días fáciles. Está en el ojo de la tormenta, intentando contener la fuerte salida de divisas que se traduce en un drenaje constante de las reservas, que en el año supera los US$ 11.000 millones. Ayer, por el feriado de Acción de Gracias en los Estados Unidos, hubo pocas operaciones en la plaza local y el Central tuvo un pequeño respiro, mientras el dólar cerró a $ 6,13 en el mercado oficial, y a $ 9,69 en el paralelo.

Mientras el Gobierno busca financiamiento en el extranjero para contrarrestar la caída de las reservas (se espera que, para ello, apunte en el costo plazo a un acuerdo con el Club de París), Fábrega está acelerando la devaluación del tipo de cambio -está depreciándose a un ritmo del 55% anual, contra el 30% de hace sólo algunas semanas- e interviniendo sobre el mercado paralelo vendiendo bonos en dólares para achicar la brecha y finalmente poder volver a unificar el mercado cambiario. Según un informe difundido ayer por la consultora Quantum Finanzas/Econométrica, a este ritmo de depreciación, el tipo de cambio oficial alcanzaría su nivel de equilibrio en seis meses.

"Los factores de riesgo no son despreciables, ya que se asume un diagnóstico de atraso cambiario menor, que permitiría un manejo sin salto discrecional, en donde los agentes económicos aceptan la convergencia suave sin pasar por el habitual overshooting ", dice el informe de Daniel Marx y Mario Brodersohn.

Arenga de Moreno en su despedida

El renunciante secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, realizó ayer una arenga de despedida ante los empleados del área de Comercio Interior que responden al gremio oficialista UPCN. Allí afirmó: "Está claro que hoy estamos entregando un país mucho más justo que el que recibimos en 2003 y en esto la Secretaría de Comercio tuvo mucho que ver". Además, criticó en forma implícita a otros funcionarios, al expresar que "a ser valiente también se aprende y en esta secretaría terminaron siendo todos muy valientes". También apuntó contra el banquero Jorge Brito, pero sin mencionarlo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.