Con impulso de EE.UU. y la Argentina, el G-20 discutió la crisis de Venezuela: "Es trascendental avanzar en el proceso que nos permita condenar a Maduro"