Con pérdidas en los activos, se va un año que, para los mercados, es mejor olvidar

La volatilidad se adueñó en 2018 de los bienes financieros, tanto a nivel local como global; aunque algunas variables económicas se acomodan, lo político siembra incógnitas
Sabrina Corujo
(0)
30 de diciembre de 2018  

Se acaba el año. Falta una rueda en algunos mercados, pero está claro que la suerte está echada. La foto que dejó es muy diferente a la de los últimos años. Habría que remontarse a 2008 para encontrar un año tan negativo para los activos de inversión. De esta forma, seguro mañana no se brindará por el excelente año financiero que se fue, sino que se lo hará deseando no repetirlo.

Igualmente, hay un punto a favor: el "esfuerzo" que hoy se debería hacer para superarlo (en lo negativo), es mayor que el que se tendría que hacer para tener un mejor año. La razón es simple y tiene relación, básicamente, con el período de comparación del que se parte.

La mayoría de las posiciones dentro del mercado cerraron con pérdidas de punta a punta. Y solo quienes supieron "moverse" en sus inversiones en el momento exacto, podrán cerrar su año con rentabilidad positiva. Ni las carteras conservadoras salieron ilesas -al menos, no completamente- de este 2018.

Sin rally navideño, con volatilidad más alta que en el mundo emergente en general y en un marco en el cual se batieron tristes records en las últimas semanas, los principales índices americanos cierran con caídas de hasta 7%, que llegaron hasta 22% en dólares en los principales mercados de Europa y Asia. Esto, tras un último trimestre que finaliza en rojo.

Y todo esto en un marco en el cual la volatilidad saltó en el año más de 160%. Incluso 2018 se despide con el ingreso de algunos de los índices a un "bear market" (mercado con precios a la baja, entendiendo que esto se debe a una caída mayor al 20% desde los valores máximos).

Un punto que podrá pesar en los próximos meses en donde la "pelea" entre alcistas y bajistas se podría profundizar. Una de las últimas encuestas (hecha al 26 de este mes) sobre la percepción referida al mercado para los próximos seis meses, refleja que el pesimismo tiene un índice superior al 50% por primera vez desde 2013, en tanto que 18% de los entrevistados señaló tener una posición neutral (el índice más bajo en ocho años).

Hasta los bonos americanos, un refugio de valor en épocas complicadas, se vieron afectados por la volatilidad a lo largo de este año que se va. No obstante, y en especial en comparación con las rentabilidades observadas para otros activos, estos fueron, finalmente, una buena opción si se mira lo ocurrido en el año de punta a punta.

El balance local lejos está de ser mejor. Una nueva crisis económica y financiera, empujada por los desequilibrios macro extendidos en el tiempo se sumó a errores varios que pesaron sobre el comportamiento del mercado a lo largo de casi todo el año (básicamente, desde el 28 de diciembre de 2017).

El Merval cayó, en dólares, más del 50%, con acciones líderes que acumularon caídas de entre 30% y hasta 75%. Cablevisión, Grupo Supervielle, Metrogas, Grupo Financiero Valores y Mirgor estuvieron entre las de peor comportamiento. El único papel dentro del Merval que cerró en verde no representa riesgo argentino. Específicamente, se habla de Petrobras Brasil, que ganó 27 por ciento.

En los bonos en dólares, el retorno total de la parte media y larga de la curva cayó entre 10% y 32%; con un CDS a 5 años (como medida de riesgo) que saltó más de 570 puntos, hasta cerrar 2018 nuevamente testeando máximos de agosto, en la zona de 800 puntos. Si se lo compara contra Brasil, el spread se amplió a lo largo del año de 68 a cerca de 600 puntos. Lo que marca claramente el "castigo" al riesgo argentino.

Solamente los bonos en dólares de muy corto plazo, como Letes y Bonar 2019, actuaron como refugio. La misma suerte corrieron los títulos en pesos medidos en dólares. Esto se explica por la devaluación del peso que se ubica entorno al 100% punta a punta.

Ahora, una vez más, la referencia la debe dar el comportamiento de otras monedas de la región. Pero es claro que con una devaluación promedio menor al 10% en el año en los principales países (México, Brasil, Colombia, Chile), nuevamente el problema es de la Argentina.

Muchas son las comparaciones que se pueden sumar al análisis, pero la realidad es que las "vulnerabilidades" propias son la explicación para la mayor parte de la variación negativa de los activos.

Desde acá, se apunta a 2019. Como punto positivo, los desequilibrios se están corrigiendo y la política monetaria parece estar logrando la estabilidad del tipo de cambio buscada, con una caída en las expectativas de inflación. No obstante, lo político de cara a las elecciones presidenciales de octubre será un factor (al menos) de volatilidad en gran parte del año.

Incluso, también es real que gran parte de la incertidumbre y de los ruidos que se dispararon o se profundizaron en el plano internacional, recientemente, se trasladarán -por lo menos- a los primeros meses del nuevo año. En consecuencia, y en principio, tampoco promete ser un año muy fácil.

De todas maneras, eso no quiere decir mucho, ya que 2018 lo parecía luego del dulce año 2017. Y, sin embargo, terminó defraudando.

Cifras para tener en cuenta

Números que los inversores deberán mirar de cerca

50,2% de derrumbe

Fue lo que cayó el Merval en dólares durante el año que se va. Las líderes, en tanto, superaron ese derrumbe con caídas de hasta 75 por ciento.

800 de riesgo país

El CDS (Credit Default Swaps) argentino a 5 años cerró cerca de los máximos del año, reflejando el salto en el riesgo local. Había empezado el 2018 en niveles de 230 puntos.

102% a umentó el dólar

Fue lo que se apreció la moneda estadounidense respecto del peso en todo 2018; llegó a tocar los $40, pero finalmente la cotización se ubicó en $37,60

www.portfoliopersonal.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.