Con pocos negocios, caen bonos y acciones

Los inversores, muy cautelosos
(0)
28 de agosto de 2001  

La falta de precisiones sobre los mecanismos para bajar el costo de la deuda y los temores que generan los trascendidos sobre una previsible caída en la recaudación fiscal acrecentaron ayer la cautela de los inversores en una jornada de negocios con precios arrastrados a una leve baja ante la ausencia de compradores.

La Bolsa porteña acumuló su tercera ronda consecutiva en retroceso, al perder el índice Merval un 0,48%, al tiempo que los bonos de la deuda resignaron un 0,35% promedio en su cotización, lo que elevó en 13 puntos la tasa de riesgo país, ahora ubicada en 1456 puntos.

La apatía que muestran los inversores adquiere dimensión por el escaso monto que suman los negocios con acciones: ayer apenas se transaron $ 6,7 millones, el más bajo nivel en lo que va del mes. Los precios no alcanzaron a definir una tendencia en materia de precios, aunque siempre se ubicaron en terreno negativo. Esto, según los analistas, revela que los operadores esperan para esta semana algún dato de la recaudación y las señales de apoyo político de las provincias para sumarse al ajuste fiscal, antes de definir sus estrategias.

"Cuando se instala la incertidumbre en la plaza se observa tanto el descenso de las cotizaciones como el de los montos de transacciones. Pierde por la propia falta de operatividad", enfatizó Guido Tavelli, vicepresidente de la casa bursátil Tavelli. El operador también explicó que en el mercado se espera la reunión que hoy mantendrán en Washington funcionarios del Tesoro de Estados Unidos con tenedores de bonos argentinos "para medir su reacción frente a un eventual plan de canje de deuda".

"No pasa nada. Papeles líderes como Pérez Companc no se operaron durante 40 minutos", remarcó un agente de la banca extranjera, aportando un dato revelador de la prudencia que domina. Los expertos advierten que serán pocos los inversores que arriesguen fichas hasta que no se conozcan "el verdadero cumplimiento del déficit cero y el avance de las reformas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI)".

Otros detalles que esperan conocer los operadores se refieren a la evolución de los depósitos privados y las reservas internacionales del sistema financiero, como así también la forma en que se resolverá el canje de bonos que encararía el Gobierno en los próximos meses.

La de ayer fue una jornada bursátil que no aportó matices. Para el registro quedaron 13 alzas, 16 bajas y 11 firmas que conservaron sus registros anteriores. Los bonos de la deuda cerraron en su mayoría con signos negativos. Los más representativos, los Global 2008, quedaron 0,75% abajo, mientras que los FRB cerraron el día a 74,75 dólares la lámina de cien, con una pérdida del 0,33%. A su vez, los ADR argentinos que cotizan en Wall Street cerraron -en promedio- con un muy leve retroceso del 0,02%.

El mejor dato que dejó el día fue una nueva baja en el precio de los préstamos interbancarios, que certifica la tendencia a la reducción que muestran las tasas desde que se anunció el acuerdo con el FMI. Las tasas cayeron del 13% al 9% anual por préstamos en pesos entre bancos y el call en dólares, siempre en el plazo de 24 horas, se resolvió al 6,5%, dos puntos menos que el viernes último. También bajaron otro escalón los rendimientos ofrecidos a los inversores y ahorristas, lo que demuestra que la entidades ya recuperan depósitos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?