Con una moratoria, Ruckauf busca obtener $ 200 millones

Se pone en marcha hoy y alcanza a todos los tributos provinciales
Pablo Morosi
(0)
27 de agosto de 2001  

LA PLATA.- El gobierno de la provincia de Buenos Aires piensa recaudar unos 200 millones de pesos extras a partir de una moratoria que lanzará hoy y que alcanzará a todos los tributos provinciales.

El cálculo fue realizado en el Ministerio de Economía bonaerense, desde donde se apunta a paliar la pronunciada caída de su recaudación fiscal que, durante julio último, fue de un 13,7 por ciento respecto del mismo mes de 2000.

No fue mejor la performance de los planes de regularización de la provincia, que, en lo acumulado de este año, soportan una baja del 63,8 por ciento, según datos de la Contaduría General bonaerense.

Peor es, si se observan los resultados de las moratorias vigentes, la variación de julio último con relación a idéntico mes del año último, donde la merma es del 82,4 por ciento. Sólo entre enero y febrero del corriente año se registró una caída del 83,9 por ciento.

Ahora, el gobierno de Carlos Ruckauf echará mano a la ley 12.727 de emergencia provincial, que dispuso la reducción del gasto en la administración pública.

El imán de la moratoria

El que ingrese en la moratoria no pagará multas ni intereses punitorios y la cancelación de la deuda podrá hacerse al contado o hasta en un máximo de tres cuotas mensuales de igual valor y consecutivas, sin interés de financiación, según estableció la norma antes citada, que también restringe al gobierno disponer nuevos planes de regularización sin la previa autorización de la Legislatura provincial.

La moratoria, que permanecerá abierta por 60 días corridos, alcanzará a las deudas de los contribuyentes contraídas hasta el 30 de junio último, y los planes de hasta tres cuotas -mensuales y consecutivas- sin intereses podrán ser abonados con pesos o con bonos Patacón.

La cartera económica informó, asimismo, que el alcance de la medida se extenderá a todo tipo de deudas con el fisco provincial, incluidas las que estén sometidas a juicio en cualquiera de sus etapas procesales.

También podrán acceder aquellos que se hayan atrasado con moratorias anteriores, que el gobierno bonaerense lanzó y que no tuvieron el éxito esperado.

El artículo 29 de la ley de emergencia provincial detalla que se contemplarán "las deudas fiscales intimadas o no, provenientes de regímenes de regularización vencidos, las verificadas en proceso concursal, en proceso de determinación, en discusión administrativa o judicial".

También agrega que se tendrán en cuenta las deudas " recurridas en cualquiera de las instancias, sometidas a juicio de apremio en cualquiera de sus etapas procesales, aun cuando hubiere mediado sentencia de trance y remate, provenientes de tributos, anticipos, pagos a cuenta, accesorios por mora, intereses punitorios y cualquier otra sanción".

"Vamos a contemplar el valor histórico de la deuda sin punitorios ni multas", explicó un vocero de la cartera económica provincial. Esto implica la condonación de multas aplicadas (firmes o no) y la remisión de accesorios por mora.

La misma fuente aclaró que el pago con bonos Patacón puede ser realizado por cualquier tenedor de los certificados sin necesidad de ser empleado del Estado. Los patacones también podrán ser utilizados para saldar deudas por atrasos en planes de regularización lanzados con anterioridad por la Dirección de Rentas bonaerense.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?