Confianza: un valor que define las relaciones, las instituciones y los negocios en el siglo XXI

Agustín D'Attellis (Ágora Consultores), Antonio Aracre (Syngenta), José Del Rio (la nacion), Margarita Stolbizer (Partido GEN) y Rodolfo Santangelo (Macroview)
Agustín D'Attellis (Ágora Consultores), Antonio Aracre (Syngenta), José Del Rio (la nacion), Margarita Stolbizer (Partido GEN) y Rodolfo Santangelo (Macroview) Crédito: Fabián Malavolta
El evento sobre "El desafío de generar confianza: la nueva agenda del agro", organizado por LA NACION, dejó definiciones para analizar el presente y el futuro de un sector estratégico del país
Lucila Lopardo
(0)
25 de agosto de 2019  

¿Qué escuchamos del otro? ¿A quién le hablamos cuando hablamos? ¿Y cuando tuiteamos o interactuamos en una red social? ¿Cuántos otros hay del otro lado? Estas son solo algunas de las preguntas que hicieron las veces de disparadores durante el evento organizado por LA NACION que llevó por lema " El desafío de generar confianza: la nueva agenda del agro" y que se desarrolló el jueves 15 de este mes en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires ( Malba).

Referentes de la filosofía, la comunicación, la política y el mundo del agro se reunieron en un mismo espacio solo cuatro días después de las PASO, elecciones que sorprendieron a personas a ambos lados de la grieta por la amplia diferencia que sacó el Frente de Todos a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires. Pero, ¿por qué en un mundo digital con acceso a la información los resultados electorales son una sorpresa?

Antonio Aracre, director general de Syngenta para Latinoamérica Sur, y José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION, fueron los encargados de dar inicio al evento. En un mano a mano, Aracre reconoció que el resultado electoral fue una sorpresa. "Me parece que esto también tiene que ver con la confianza, las encuestas y qué es lo que escuchamos del otro", analizó.

Además, hizo referencia a que la división y el desconcierto que se vive en distintos ámbitos de la sociedad se replica en el mundo agrícola. "Hace tiempo que los que estamos vinculados al agro sentimos una brecha entre el aporte al trabajo, de divisas y de tecnología que hacemos al país y la mirada que nos devuelve la sociedad cuando nos encuestamos frente a un público urbano", destacó.

Aracre planteó que una clave para erradicar divisiones está en las instituciones. "El Estado, además de emitir normas, tiene la obligación de controlar que la sociedad esté segura de que los controles existen y de que los cuidan", apuntó, haciendo referencia a la necesidad de modernizar la regulación agrícola para generar transparencia y credibilidad en las prácticas agrarias.

"El Estado está ausente, la sociedad se percibe desvalida frente a grupos económicos que, en ese estado de descontrol, no son prolijos al momento de lo que se tiene que hacer", reflexionó el ejecutivo. Ante la repregunta de Del Rio sobre la "devaluación" de las instituciones, Aracre dijo que la gente "está defraudada". "Está cansada, siente que le mienten, no hay honestidad e, incluso, hay contradicción e inconsistencia. Tenemos que hacer un esfuerzo muy grande en reconstruir esa confianza", apuntó.

1- El sentido de la posverdad

Planteado el contexto, Diego Sehinkman, psicólogo y periodista de LA NACION, y el licenciado en Filosofía, ensayista y docente Darío Sztajnszrajber -reconocido por divulgar la filosofía en medios de comunicación masiva y autor de los libros ¿Para qué sirve la filosofía? Pequeño tratado sobre la demolición, Filosofía en 11 frases y Filosofía a martillazos- mantuvieron una charla en la que definieron la posverdad y sus implicancias en la vida diaria, el trabajo, las relaciones humanas y su impacto en las instituciones.

"Se plantea la tensión entre lo subjetivo y la objetivo. La idea de verdad tiene que ver con algo objetivo, pero hay una necesidad de que eso confirme lo que quiero creer". Así definió Sztajnszrajber el concepto de la posverdad. Y aclaró que se trata del problema de siempre: el de la verdad; pero el "pos" lo contemporiza. Afirmó: "Lo pone en la materialidad del presente al agregarle dos cosas: por un lado la cuestión tecnológica, el cómo pensar la crisis de la verdad en tiempos de informática; y la segunda cuestión es hasta qué punto se relacionan la verdad y la mentira con la política".

Para ahondar en esta última idea, citó a la filósofa Hannah Arendt, quien plantea hasta qué punto la democracia y la verdad pueden convivir. "Para que haya democracia nadie se puede creer el dueño de la verdad. Parece interesante repensar este punto. ¿Es compatible la idea de verdad fuerte? ¿O la idea de un sistema democrático necesita que el otro pueda tener razón?", cuestionó el filósofo. En este sentido, al momento de definir los límites o tips para vivir en la era de la posverdad, Sztajnszrajber dijo que "el otro es prioritario". "Si la política no tiene que ver con el otro, no es política, sino negocio. El gran ausente de la política moderna es el otro", dijo.

El filósofo también habló de la verdad en su relación con el engaño y el autoengaño. "En nombre de la verdad se cometieron grandes exterminios de la historia, que no fueron en nombre de la mentira", recordó. Y sobre el autoengaño, dijo que "el límite es uno mismo", porque deja abierta una fisura donde uno se ve a sí mismo. "Eso tiene un límite y lo tuvo el domingo: se puede estar en la 'mejor situación económica', pero abrís la heladera y no tenés para comer", resumió.

Para dar un segundo consejo, citó una frase de Friedrich Nietzsche: "Mi mejor amigo es mi peor enemigo". "El único que te permite moverte de los lugares enquistados es el que no piensa como vos, el que te perturba y te mete el dedo para decir: ¿qué suelto, qué incorporo?", dijo. Y cerró: "Prefiero correrme de cierta gramática, no hablar de tolerancia, porque tolerar significa soportar, supone la negación del otro. Los invito a cambiar tolerancia por hospitalidad, que significa apertura, te alojo".

2- La nueva credibilidad

"Hay crisis mundial de credibilidad y, al mismo tiempo, hay un contexto tecnológico de avances y redes sociales que hace que los filtros empiecen a subir de precio. Uno no se empodera, sino que necesita filtros de confianza: personas, marcas, gente, expertos", señaló el economista y periodista Sebastián Campanario, al moderar un panel en el que se habló de cómo se alcanza la credibilidad en marcas, empresas y en la ciencia.

Diego Golombek es licenciado y doctor en Biología de la Universidad de Buenos Aires. Actualmente es profesor titular en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), donde dirige el laboratorio de cronobiología, y es investigador superior del Conicet. En su haber tiene publicados más de 150 trabajos de investigación científica en revistas internacionales y dirigió numerosas tesis doctorales y de licenciatura.

"Si a alguien se le pregunta si confía en la ciencia, en general te dicen que sí. Pero al mismo tiempo hay una cosa sobre hacia dónde va la ciencia. Todos los que crecimos muy felizmente con los Supersónicos pensamos que nos engañaron, que deberíamos tener una robotina en casa, pero somos más como los Picapiedras", apuntó Golombek, quien aseguró que "en la ciencia, como en todos los aspectos, lamentablemente las mentiras espectaculares tienen buena prensa y quedan". Puso como ejemplo de la época actual lo que sucede con las vacunas y el auge de quienes están en contra. "Esto nace de una mentira, de un fraude. O quienes dicen que los transgénicos son malos, ¿de dónde sale esa información? Sale de un origen que queda y después es muy difícil de destruir", apuntó.

En esta línea, explicó que la confianza está basada en sesgos. "La ciencia cognitiva dice que no somos irracionales, pero que nos movemos por otras cosas", indicó. Puso como ejemplo lo que sucede en las elecciones primarias de Estados Unidos. "Al principio tenés un buen muestrario de candidatos y la gente elige por la cara, la cara de los candidatos. Uno piensa que se elige por la experiencia pero eso es algo muy chiquitito, el resto viene de algo inconsciente, que es lo más importante que tenemos", dijo.

Por otro lado, sobre el avance de las nuevas tecnologías y, en particular sobre el uso de algoritmos, aclaró que detrás de cada uno hay una persona codificando. "Hemos depositado la confianza en los algoritmos, pero hay alguien que los codificó: es decir, un humano que depositó sus ideas allí", resumió. Por eso los algoritmos son "prejuiciosos", dijo.

Para Darío Straschnoy, referente de la comunicación y la publicidad y fundador de Untold_ , "la confianza es como el oxígeno. No podríamos vivir la vida sin confianza. La necesidad de generar confianza encuentra, del otro lado, la necesidad como personas de confiar. La confianza es construcción de futuro, el qué va a pasar, qué va a decir", definió. Untold_ es un ecosistema de profesionales de la creatividad y la comunicación integrado por The Juju (creatividad), Fogdog (estrategia), Ágora (asuntos públicos), Quiddity (research) y Actionline (inteligencia en el contacto con el cliente).

Agregó que la confianza está siempre en construcción y consiste en un "paso a paso". "Uno siempre está expuesto a que el otro confíe, más allá de los títulos y de la experiencia que uno tenga. Por ejemplo, si un médico opera a gente famosa, creo que me puede operar bien a mí. Eso es una construcción", dijo. Con respecto a lo que sucede en las empresas, explicó que "el consumidor quiere que la compañía que le vende el producto sea espejo de él y que comparta sus valores. Cuando esos valores son más delicados, siendo una compañía grande, las posibilidades de que un pequeño error se transforme en una bomba de tiempo son muchas".

Andrés Hatum, PhD de la Universidad de Warwick (UK); profesor de Management y Organización de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella y autor de varios libros, entre ellos El Anti Líder, sosutvo que para que haya confianza tiene que haber acción. "Yo no confío en nadie; con suerte confío en mí. Demostrame que sos confiable con tu trabajo. La Argentina es la mejor muestra de carencia de credibilidad y confianza, por eso explotan los mercados", apuntó.

Con respecto a la oda al fracaso que se instaló más que nada en el mundo entrepreneur, Hatum aseguró que no se puede confiar en un fracasado. "¿Tomarías a un presidente fracasado? Está de moda decir que un emprendedor que fracasó es bueno. Me parece que no confiaría en eso. Si vamos a una realidad, la revista Forbes dice que el 90% de los emprendedores fracasa y al 10% restante le va fenómeno. Hay sesgo", dijo.

3- ¿El fin de las encuestas?

Moderados por Sehinkman, Adriana Amado, doctora en Ciencias Sociales, investigadora en UADE, Luis Costa, presidente de Luis Costa y Asociados, quien trabajó los últimos 17 años en el desarrollo y el diseño de estrategias de investigación para el sector público y privado, hablaron de la posibilidad de generar encuestas creíbles en un contexto cambiante.

"Las encuestas eran para un tiempo social en el que usábamos los mapas. Hoy, la eventualidad del tránsito, los piquetes, las marchas, los controles de velocidad hacen que el mapa se vuelva viejo y necesitamos usar Waze. Las redes sociales son un Waze social, no tenemos la capacidad de traducir esos likes en certezas", ejemplificó Amado para explicar por qué hoy las encuestas no son certeras. Además, aclaró que actualmente la única constante es "lo inesperado". "En todos los últimos resultados electorales hubo sorpresas. En la Argentina en 2015 hubo sorpresa y en la elección de Trump, el Brexit, el plebiscito de Colombia o las últimas elecciones de Brasil, también. En todos los casos las sociedades responden en contra de las expectativas", apuntó.

"A esta altura, estoy pensando en decir 'Luis Costa, ex experto'", bromeó el consultor, quien aclaró que muchos de sus colegas "han tenido procesos históricos de grandes aciertos". Para Costa, el llamado "voto vergüenza", el de aquella persona que dice que va a votar a un candidato y luego elige a otro, "no es un concepto acertado".

Y agregó: "El tema del voto vergüenza es utilizado para justificar un no acierto. En este punto sigue siendo extremadamente relevante el registro de cómo se comporta la opinión masiva y cómo condiciona toda la campaña". Aclaró que la estrategia del peronismo fue acertada porque estuvo basada en un registro en el que había una opinión pública que presionaba el proceso electoral y determinaba que no podía ser como hace dos o cuatro años.

Para Costa, la confianza y la verdad se pueden separar. "La confianza no necesita de la verdad, necesita de sí misma. Nosotros afrontamos la rutina, la reproducción social, los diálogos y el contacto basados en la confianza", aclaró. Y puso como ejemplo que esto mismo es lo que pasa con el peso y el dólar.

4- El impacto en el sector agropecuario

"El consumidor no se centra solo en el producto sino que se interioriza en la cadena de valor; le gusta entender cómo llegó el producto y eso no tiene que ver solo con la trazabilidad, sino con el impacto del medioambiente y el impacto social de las empresas tanto en el pre y posconsumo", definió Guillermo Fazio, director de Supply Chain y Operaciones Región Plata de Nestlé, para quien la interacción entre el sector público y el privado resulta fundamental si se quiere plantear un contexto de negocios en el que prime la credibilidad. "El Estado llega más tarde que el consumidor", dijo.

En un panel moderado por Eleonora Cole, conductora de LN+, distintos protagonistas del sector agropecuario hablaron sobre cómo este contexto afecta al sector, cuál es el mejor modelo a seguir, la cadena de valor y el reto de seducir a consumidores hiperinformados. Ignacio Beltramino, director de la unidad de negocios de Semillas de Syngenta para Latinoamérica Sur hizo hincapié en la innovación y el desarrollo como eje central del negocio. "El aumento de la productividad se piensa no solo en el aumento per se, sino también en la creación de nuevas tecnologías que no impacten en el medio ambiente", definió.

La llegada de las nuevas tecnologías presenta un desafío no solo desde el punto de la inversión, sino también desde las regulaciones locales. Beltramino dijo que por cómo cambió el agro, la ley vigente -que data de 1973- es "obsoleta". "Las compañías no tenemos un reconocimiento de la propiedad intelectual que ameritaría más inversiones. Necesitamos revisar la ley, tal vez en el cómo y en el por qué podemos tener discusiones, pero no hay dudas de que necesitamos una ley más moderna", analizó.

Sergio Federovisky, presidente de Fundación Ambiente y Medio, dijo que lo que hay que mirar, más que la demanda del consumidor en particular, son las demandas que marca la época. "Esta época tiene colores, como todas, pero sus particularidades se resumen en dos cuestiones: la igualdad de género y el medioambiente", definió. Y en este mismo sentido afirmó que es la sociedad la que "indica cuáles tienen que ser los parámetros en los que se basa la producción".

"Asia está comiendo mejor; África, probablemente, demande más proteínas cárnicas en los próximos años", apuntó José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales. Y aclaró que "probablemente esté mal decir 'mercado verde', pero hay un mercado que toma nota y hay una demanda verde que satisfacer". Para Martins "la Argentina está posicionada para producir más". "Tenemos que expandir nuestras fronteras agrícolas, crecer un poco más en rindes, en tecnología y apuntar más a la rotación de cultivos", sugirió.

Por su parte, Federico Trucco, CEO de Bioceres, firma que produce soluciones agrobiotecnológicas, consideró que la gran oportunidad de la transición del agro tiene que ver con atender las necesidades y oportunidades de negocio que surgen por hacer mejor lo que no hicimos en el pasado y aprovechar recursos. "Por cada kilo de maíz hay un kilo de biomasa aérea que se volatiliza y que, si pudiéramos capturarlo podríamos, por ejemplo, sustituir la fotosíntesis fósil", ejemplificó. Dijo que los avances de la tecnología podrían influir en la composición de los alimentos y llevar al agro a ser una industria más farmacéutica que alimenticia. "La otra gran tendencia es que el consumidor demanda cosas que le hagan bien. Cada vez entendemos mejor cómo, lo que nos alimenta, nos hace bien", consideró.

"Existe una desconexión entre las ciudades, los consumidores y la agricultura, pero lo que preocupa a las personas va de la mano", completó Alexandra Brand, Chief Sustainability Officer de Syngenta.

5- Progreso social y económico

Si años atrás se planteaba un panel con dos economistas con visiones opuestas, lo más probable es que no se concretara, que terminara con un intercambio agresivo o con la salida de uno de los dos oradores o hasta con reclamos por parte del público. Sin embargo, en la mañana del 15 de este mes, los economistas Rodolfo Santangelo y Agustín D'Attellis compartieron escenario con Margarita Stolbizer, presidenta del partido GEN y con Antonio Aracre, de Syngenta. Y llegaron a más puntos en común que a desencuentros.

Según coincidieron los oradores, la confianza es la variable más frágil de la economía argentina. "Tenemos en la Argentina una de las crisis de confianza más profundas. Se trata, claramente, de una crisis de confianza. Los últimos tres días después de las PASO fueron tres años en cualquier lugar del mundo ¿Cómo se frena esto?", dijo D'Attellis.

El economista planteó que el país está lidiando con dos frentes abiertos en simultáneo. Por un lado, el de corto plazo para "evitar males mayores" y, por el otro lado, "el del 10 de diciembre" cuando, según su visión, "comenzará un nuevo modelo".

En este sentido, dijo que para el largo plazo es necesario "evitar la lógica pendular que va de un extremo al otro. Nos abrazamos a una doctrina para explicar la inflación y después nos abrazamos al extremo opuesto, cuando las soluciones suelen estar en el medio", consideró. En tanto, en lo que respecta al corto plazo pidió "recuperar la confianza"

Para Santangelo, la confianza económica está directamente ligada a la fortaleza de la moneda. "La moneda debería ser el contrato social más relevante; no tener moneda dificulta enormemente las tareas del Estado. En Estados Unidos confían en el dólar, pero en eso nosotros los sobrepasamos, porque también confiamos en el dólar" consideró Santangelo. Y disparó: "La misma persona que el domingo fue y votó a la oposición, fue el lunes siguiente a comprar dólares".

Santangelo coincidió con D'Attellis y llamó a "evitar los extremos" al momento de administrar la economía local. "Todos vamos a tener que ceder algo en la transición para alcanzar una política económica perdurable en el tiempo y para lograr que, cuando venga otro, cambie cosas menores", afirmó.

D'Attellis puso también como ejemplo el caso del acuerdo comercial alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea. "Acá nos debatimos entre la apertura absoluta o la restricción máxima; no es ninguna de las dos opciones: miren a los países de Europa, tienen condiciones de libre mercado, pero también protegen a ciertos sectores", resumió.

Para Santangelo, la economía necesita un cuadrilátero integrado por un programa económico "que no se emperre con las ideologías"; un buen diálogo con el principal acreedor -en referencia al Fondo Monetario Internacional-; la política-incluyuendo a los gobernadores-, y la Justicia, que, según su visión, "no puede vivir aislada de las restricciones económicas".

Por su parte, Stolbizer dijo que para la confianza es fundamentalmente saber que la diversidad enriquece. "No me debilita hablar con el que piensa distinto. El diálogo tiene que estar centrado en este tipo de cuestiones", destacó. Por otro lado, llamó a los políticos a mirar el largo plazo. "La mirada más larga que los políticos tenemos es la elección que viene. Y para cualquiera de estas cosas necesitamos una mirada de largo plazo, una amplitud que entiende la mirada de los otros".

Por su parte, Antonio Aracre habló de su rol al frente de la operación de Syngenta. "Es complicado tener que explicar que por un resultado electoral tu moneda se deprecia un 40% de un día para el otro, pero hay muchas empresas que están hace más de 100 años en el país y ya estamos acostumbrados a estos vaivenes", aseguró. Habló también del desafío que representa, en un contexto como el argentino, apostar a inversiones y a ciclos de producción largos. "Un país que le ofrece a quienes producen la posibilidad de obtener una renta del 70% nada más que especulando financieramente no es un país que fomente la producción. Tenemos que cambiar esa lógica", cerró.

6- El futuro del agro

En el cierre del evento, el secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, entrevistado por Del Rio, afirmó que no habrá modificaciones en las retenciones. "El voto del domingo tuvo que ver con un 'tirón de orejas' por lo que nos falta. Tenemos que demostrar que vamos a redoblar esfuerzos para seguir en este rumbo", dijo. El funcionario reconoció que "faltó comunicación" en zonas rurales. Respecto de los rumores que circularon sobre un posible aumento o cambio en el impuesto que se aplica a las exportaciones del sector, Etchevehere dijo que eran mentira y reconoció que se trata de "un tema sensible para el campo".

Consultado por Aracre sobre la propiedad intelectual y la sanción de una ley de semillas, Etchevehere apuntó contra la oposición. "Estuvimos cuatro años tratando de sacar la ley, nos faltaban 20 o 22 votos y ellos se opusieron totalmente al debate. Todos los que nos ven saben qué pasos sigue este gobierno con respecto a la política agropecuaria; me gustaría mucho saber quién va a ser el candidato a futuro ministro y qué ideas tiene. Me gustaría que el campo escuche", cerró.

Timing y comunicación, las variables del entendimiento

Carlos Pérez es presidente de la agencia de comunicación BBDO Argentina. En un diálogo con Dolores Cahen D'Anvers, conductora de LN+, el especialista habló de cómo se construye y destruye la confianza. Para Pérez, el principal determinante de la confianza es el tiempo. Aunque cree también que, en casos en los que hay poco tiempo y se quiere revertir alguna incredulidad a través de la comunicación, se pueden llevar a cabo actos extraordinarios que permitan recuperar la confianza perdida."El sistema está basado en la confianza y no hay un sistema más valioso que el de la confianza. Cuando confiamos mutuamente somos poderosos", vaticinó el creativo. Y remarcó que la única forma de saber si una persona es confiable, es confiar en ella.Por otro lado, dijo que la ruptura se da con la incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Pérez llamó a los argentinos a dejar atrás las polarizaciones. "Es muy triste, los partidos Juntos por el Cambio y Frente de Todos comparten mucho más de lo que se imaginan. Eso es lo que nos hace ser. Y a partir de ahí se construye todo", concluyó.sin dejar de lado la complejidad del contexto, se habló de cuáles son las condiciones que llevan a lograr un crecimiento económico.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.