Consumo en hogares: lácteos, bebidas y congelados fueron los perdedores del primer trimestre del año