Consumo: se desaceleró la caída de las ventas en los supermercados

Algo de alivio para los supermercados
Algo de alivio para los supermercados Fuente: Archivo
En agosto retrocedieron fuerte lácteos y congelados, pero subieron aceites y yerba; la rebaja del IVA abarató precios
Alfredo Sainz
(0)
7 de septiembre de 2019  

El gobierno nacional recibió una buena noticia desde el frente menos esperado. La canasta básica cerró agosto con una fuerte desaceleración en la caída de sus ventas en los supermercados, según la medición que realiza la consultora Nielsen. Si bien el número continúa siendo negativo, el dato alentador es que se trata de la menor baja en seis meses.

De acuerdo con el relevamiento privado, en agosto las ventas de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza registraron una caída de 3,2 por ciento frente al mismo mes de 2018 en las grandes cadenas. La baja no afectó a todos los rubros por igual: alimentos congelados y lácteos volvieron a sufrir una caída de dos dígitos (-12,6 por ciento), mientras que a las categorías artículos de limpieza y bebidas no les fue mucho mejor, con descensos del 5,9 y 2,8 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, el número más sorpresivo se registró en el rubro almacén, que reúne productos de primerísima necesidad, como aceites, yerbas, harinas y pastas secas. Esta categoría tuvo en agosto un alza del 3,4 por ciento en las ventas, que se explica básicamente por la decisión oficial de reducir la tasa del impuesto al valor agregado (IVA) al cero por ciento.

En materia de precios, la baja del IVA tuvo un impacto favorable, ya que el rubro almacén cerró agosto con una caída promedio del 5 por ciento en sus precios.

La medición de Nielsen toma en cuenta la evolución de los precios y los volúmenes de venta solo en los supermercados, que son el canal donde la baja impositiva se trasladó en forma completa e inmediata a los precios de venta al público.

Según los relevamientos de la consultora, las ventas en las cadenas habían bajado interanualmente 3 por ciento en enero, 6,6 por ciento en febrero, 3,6 por ciento en marzo, 6,1 por ciento en abril, 7,5 por ciento en mayo, 7,9 por ciento en junio y 11,4 por ciento en julio pasado.

Foto completa

"Hay que ver la foto completa para ver si lo único que pasó fue un traspaso de los clientes hacia los supermercados alentados por esa reducción del IVA. Pero está claro que los consumidores reaccionaron muy rápido y están muy atentos a cualquier herramienta que les ofrezcan para mejorar su poder adquisitivo", explicó Facundo Aragón, director comercial de Nielsen.

El difícil panorama para el consumo, este año, también había sido descripto por otra consultora: Kantar.

Según esta firma, el primer semestre del año había cerrado con una caída de 8 por ciento en las ventas de alimentos, bebidas, artículos de limpieza y tocador, y sin señales claras de una recuperación o cambio de tendencia.

En aquella oportunidad, los analistas de Kantar igualmente habían destacado que parte de ese retroceso interanual podría explicarse por la base de comparación, ya que 2018 había tenido niveles elevados en algunos meses.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.