Control más estricto de la frontera con Uruguay

Es en prevención por el foco de aftosa
(0)
26 de octubre de 2000  

La Argentina decidió establecer un control más estricto de la frontera sanitaria con Uruguay, como prevención frente al brote de aftosa que se registró en el norte de ese país.

La decisión se adoptó en una reunión que mantuvieron el secretario de Agricultura,Antonio Berhongaray, y el vicepresidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Víctor Machinea. En el encuentro se resolvió intensificar los controles sanitarios con los productos que lleguen del Uruguay. No obstante, no hubo comunicado oficial ni explicación sobre cómo se instrumentará la medida.

Ambos funcionarios acordaron las pautas de control epidemiológico para tratar de impedir que el flagelo de la aftosa vuelva a golpear en nuestro país. Uruguay es el principal exportador de animales vivos y de carne fresca a la Argentina, a pesar de que nuestro país sólo participa con el tres por ciento del total de las ventas al exterior de carne bovina uruguaya.

El negocio ganadero con Uruguay se da en su mayoría con las provincias del Litoral. Por año, desde 1997, ingresaron unas 20.000 cabezas en pie y entre 6000 y 8000 toneladas de carnes frescas.

La excepción fue 1998, cuando esas cifras se triplicaron debido a que los valores locales eran muy superiores a los del Uruguay. En ese tiempo, los terneros uruguayos saltaron el cerco del Litoral y fueron desplazados por las principales provincias ganaderas.

Suspensión en Uruguay

MONTEVIDEO (De nuestro corresponsal).- Las exportaciones de carne uruguaya quedaron en suspenso como consecuencia de la aparición de un brote de fiebre aftosa en la frontera con Brasil. Según empresarios del sector, la divulgación del hecho determinó la suspensión inmediata de la faena de ganado con destino a los mercados externos. A ello se sumó que los socios del Mercosur dispusieron el cierre de la frontera para ganado y hacienda con Uruguay y que el Gobierno resolvió no emitir certificados sanitarios de exportación.

El Ministerio de Ganadería informó que los análisis locales dieron un resultado "negativo", pero se espera para hoy el resultado definitivo del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa) de Río de Janeiro. Según fuentes del Gobierno, los resultados confirmarían que la cerda y su cría, más unos 30 bovinos de un campo del departamento (provincia) de Artigas, en la frontera con Brasil, tenían "síntomas y lesiones compatibles con fiebre aftosa". Mientras, se está procediendo al sacrificio de todos los animales del establecimiento rural y las explotaciones linderas. En total, la medida alcanza a 5700 animales (4000 lanares y 1700 bovinos).

El cierre de las exportaciones representa un duro golpe a la economía uruguaya."Miren que lo que hemos perdido es mucho más de lo que se imaginan (...) más que la suba del petróleo o que la sequía" se lamentó el presidente Jorge Batlle en rueda de prensa.

Agregó que se combatirá el problema con firmeza (sacrificio de animales, cierre de toda la zona) y que se evalúa iniciar "una acción penal" contra los responsables del caso.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.