Convocan a Olivos a empresarios

Unos 40 hombres de negocios fueron invitados para el martes a una reunión con la Presidenta
(0)
19 de diciembre de 2009  

Empresarios de diversos rubros se sorprendieron esta semana al recibir una invitación formal del Gobierno para asistir, el martes próximo, a una comida con la presidenta Cristina Kirchner en la quinta de Olivos.

Aunque no fue revelada la lista, que estaría compuesta por unos 40 hombres de negocios, varias fuentes del sector privado coincidieron en que habían sido invitados, entre otros, Jorge Brito (Banco Macro y Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino, Adeba), Luis Pagani (Arcor), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Eduardo Elzstain (Grupo IRSA), Federico Nicholson (Ledesma), el empresario de medios Daniel Hadad, Aldo Roggio (grupo Roggio), Luis Betnaza (grupo Techint) y el empresario agropecuario Jorge Born. Otros referentes del establishment, como Ernesto Gutiérrez, Carlos Pedro Blaquier y Paolo Rocca recibieron el llamado, pero se excusaron porque estarán en el exterior.

Las invitaciones corrieron por cuenta del ministro de Planificación, Julio De Vido; Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia, y el subsecretario de Medios y vocero de Néstor Kirchner, Alfredo Scoccimarro, que llamaron personalmente a los convocados. Sin embargo, algunos hombres de negocios dijeron haber recibido la noticia del propio Brito a principios de esta semana, aunque después fueron oficialmente invitados.

La iniciativa suscitó algunas incógnitas e interpretaciones. Primero, porque no se explicó la razón de la convocatoria, a la que juzgaron heterogénea y más numerosa de lo habitual. Los empresarios dicen que Parrilli les explicó que hacía tiempo que no se hacía un encuentro y que la Presidenta quería verlos. El otro comentario que circuló en los mismos foros se centró en los ausentes. Por ejemplo, Héctor Magnetto, CEO del Grupo Clarín, que hasta ayer no había sido llamado. O Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Divisiones

La sospecha de algunos empresarios es que el Gobierno intenta, con la sorpresiva invitación, provocar divisiones en el establishment, últimamente muy duro en las críticas hacia la Casa Rosada. "Están buscando un respaldo público", resumió un ejecutivo. "Quieren crear internas -agregó un industrial con años de experiencia-. Si lo que buscan es apoyo, ¿por qué no convocan a las cámaras, que sería lo más lógico?"

La reacción general de los hombres de negocios fue, antes que nada, hacer silencio público y confirmar su asistencia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.