Correo: la decisión quedó para Kirchner

Deberá definir la negociación del contrato
(0)
23 de mayo de 2003  

- ¿Y por qué a mí no? , se preguntó Franco Macri el martes a la noche, cuando se enteró de que pocos días antes de dejar la Casa Rosada el presidente Eduardo Duhalde había firmado la renegociación del contrato con Aeropuertos Argentina 2000.

Macri, a través de Sideco, es el principal accionista de Correo Argentino, que no pudo llegar a un acuerdo de renegociación. "Quedará para el próximo gobierno", confirmó ayer a LA NACION el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, encargado de las delicadas negociaciones con ambas empresas.

A diferencia de los servicios de teléfonos, aguas, gas, electricidad y peajes, el gobierno de Duhalde definió a mediados del año pasado que los contratos de Correo y Aeropuertos se discutirían aparte. Pero si la negociación con Aeropuertos terminó en decreto, al Correo no le fue tan bien. Las conversaciones se suspendieron hace dos meses. "Parece que el grupo se quedó sin interlocutor político", observó una fuente de uno de los ministerios que intervino en la comisión.

Tanto Aeropuertos como Correo mantenían una serie de acusaciones cruzadas con el Estado por presuntos incumplimientos. En consecuencia, ninguno de los dos pagó el canon de los últimos tres años. Finalmente, el Gobierno acordó con la empresa que lidera Eduardo Eurnekian una rebaja del canon -en lugar de los $ 171 millones fijados en el contrato, se estableció un porcentaje de los ingresos de la compañía- y, como contrapartida, se le aumentaron las exigencias de inversión hasta 2028.

Por su parte, entre una larga serie de demandas, el Correo también pidió que el canon se ajuste en base a la facturación. Pero además le reclamó al Ejecutivo $ 1072 millones por presuntos incumplimientos, de los cuales el 40% proviene de las "asimetrías laborales" frente a sus competidores. El Correo también se queja de que el Estado no ha hecho nada por controlar la evasión y argumenta que hay más de 1000 empresas que operan en negro.

Correo Argentino dejó de pagar el canon en 1999; ya adeuda $ 445,6 millones, de los cuales 296 millones están dentro del concurso de acreedores. El total de la deuda comprendida en el concurso es de US$ 126 millones de dólares y 597 millones de pesos.

"La ventaja de Eurnekian frente a Macri es que no tiene competidores. El postal es un mercado en competencia y cualquier renegociación tiene un altísimo costo político por las otras empresas que operan en el sector", explicó un funcionario. Además, hay al menos dos informes -uno de la Auditoría General de la Nacion, y otro del Ministerio de Economía, redactado por la Comisión Nacional de Comunicaciones- que desestimaron las pretensiones del Correo.

" La discusión por el tema de las asimetrías laborales fue un obstáculo bastante importante para llegar a un acuerdo", admitió Atanasof.

- ¿Usted cree que se debería rescindir el contrato a este concesionario y llamar a una nueva licitación?, preguntó LA NACION

-No, hay que seguir avanzando, dijo el jefe de Gabinete.

El flamante Gobierno tiene además, un nuevo plazo de definición: en octubre vence el período previsto para que el Correo acuerde con sus acreedores cómo salir del concurso preventivo. Como su principal acreedor, el Ejecutivo podría pedirle la quiebra al concesionario y así forzar su salida.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.