Costa acusó a las automotrices de haber subido los precios en enero y les exige mostrar los costos

Les atribuyó aumentos injustificados, insinuó que podría aplicar la ley de abastecimiento y los acusó de jugar "para el otro lado"; las empresas piden acceder a dólares
Francisco Jueguen
(0)
25 de febrero de 2015  

Es una guerra de guerrillas. Ésa es la descripción en la controversia entre el Gobierno y los fabricantes de autos. Mientras las terminales reclaman más dólares para poder producir, en el Ministerio de Economía exigen una "pauta" de precios. La víctima colateral de esta batalla parece ser el mercado automotor local, que de vender más de 950.000 unidades en 2013 estima para este año una comercialización de alrededor de 600.000 vehículos.

"Detectamos subas que se divorcian totalmente de los costos", afirmó ayer por la mañana sobre la industria automotriz el secretario de Comercio, Augusto Costa, en declaraciones radiales.

Por la tarde, en un encuentro con de diferentes medios, LA NACION le preguntó qué tiene que pasar para que la secretaría aplique la ley de abastecimiento contra un sector determinado.

"Que se fijen precios que se divorcien de los costos", ratificó. En ese mismo contexto recordó las multas por supuesta cartelización en Tierra del Fuego.

Sin embargo, descartó tomar medidas inminentes contra las empresas. "Estamos consensuando una pauta de precios" con las terminales, dijo.

En el Gobierno acusan a los fabricantes de haber subido los valores de los vehículos 3,8% en promedio en enero (por encima de la inflación del Indec y también de las estimaciones privadas). "A veces parece que están jugando para el otro lado", sugirió Costa.

En el Gobierno creen que las empresas, que en las planillas oficiales indicaron que tendrán un crecimiento de 6% en 2015, reclaman un incremento del cupo de divisas para quedarse con los dólares.

Eso explica por qué el Gobierno mejoró el cupo de dólares para los electrónicos de Tierra del Fuego y las motos -desde fines de 2014 y sólo hasta mediados de febrero-, pero no entregó ni un dólar de más a los fabricantes de autos, que reciben US$ 100 millones por mes por repartirse entre todas las empresas del sector. "Vamos a apelar a la razonabilidad", dijo Costa, sobre las reuniones que volverán a reiniciarse en los próximos días.

En las empresas, la versión sobre la realidad es diferente. Según ellas acceden al mercado único y libre de cambios en cuentagotas. Por caso, durante la semana pasada recién el jueves al mediodía consiguieron alcanzar sólo el 50% de lo que les correspondía en esos días sin la obligación de que esa operación estuviera "calzada" (es decir, que requiriera como contraparte una exportación y el consecuente ingreso de divisas).

La sequía se extendía incluso desde antes de Carnaval, dijeron ante una consulta de LA NACION.

"Se quejan de la falta de oferta o del aumento de precios. Es una quimera saber cuánto les terminarán saliendo los autos y las partes a las terminales, ya que no hay certeza para poder pagarlos en breve", describieron en una compañía.

"Éste es un muerto para el próximo gobierno. Hoy no hay disponibilidad de divisas y sólo se aumenta el stock de deuda impaga." En la actualidad, el pasivo de las firmas con sus proveedores asciende a US$ 2500 millones.

"Todo se dilata. Las empresas tuvieron que volver a llevarle más planillas a Costa. Si Guillermo Moreno te ponía un arma arriba de la mesa, estos muchachos te acechan con un Excel", dijo una importante fuente del sector industrial.

La misma persona estimó probable que, ante las flacas reservas en el Banco Central, el Gobierno esté "pateando la pelota para adelante" usando la excusa de los precios. En marzo comenzarán las liquidaciones de soja, a pesar de que los meses fuertes de ingreso de dólares son fines de abril y mayo.

"Hay preocupación por la caída del 40 por ciento de ventas en enero", admitieron en una importante concesionaria nacional.

"Y este año no habrá oferta de autos por el tema de los dólares, y el impuesto interno fue un yunque para el sector", describió el empresario, que repite, como quien no logra aún asimilarlo, que en sólo dos años venderían casi la mitad que en 2013.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.