Crece el temor por los fondos de riesgo