Crecen las importaciones y se achica el superávit comercial

Las exportaciones se estancaron y sólo aumentan por los precios récord de las commodities agrícolas
Oliver Galak
(0)
24 de mayo de 2011  

Ni las trabas a las importaciones ni los precios récord de las commodities que exporta la Argentina pudieron detener en abril la caída del superávit comercial, que, no obstante, continúa alto. Ese mes la Argentina exportó bienes por US$ 6953 millones y concretó importaciones por US$ 5653 millones, lo que arrojó un saldo 38% inferior al de igual mes del año pasado.

Las ventas al exterior, que estuvieron empujadas por cereales, oleaginosas, autos y productos químicos, mostraron una suba del 12% respecto de abril de 2010. Sin embargo, si se consideran sólo las cantidades exportadas, los números del informe de intercambio comercial difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) registran una caída del 7% en términos interanuales, que fue compensada por la suba del 20% en los precios.

Parte de esta caída se explica por el hecho de que el mes de comparación (abril de 2010) registró una actividad exportadora extra motivada por la solución a un conflicto gremial que había paralizado los embarques durante marzo de ese año. De todos modos, si se considera el acumulado del primer cuatrimestre, las cantidades exportadas mostraron una suba moderada, de sólo el 7%, que gracias a los aumentos de los precios se transformó en una expansión del 25 por ciento.

"De los 4807 millones de dólares extras que se exportaron este cuatrimestre respecto de igual período de 2010, el 56 por ciento está explicado por los incrementos en los valores exportados de soja, trigo maíz y girasol", explicó Pablo Besmedrisnik, economista de la Fundación Crear. "La soja y el trigo están cerca de su nivel máximo desde 2008, que fue un año récord. Y el maíz está superando ese récord."

Al contabilizar todo el cuatrimestre, el saldo de la balanza comercial arroja un superávit de 3088 millones de dólares, lo que marca una caída interanual del 24%. Durante el mismo período de 2009, el país había acumulado casi US$ 6000 millones de superávit.

Importación en cantidad

Por el lado de las importaciones, la expansión (tanto la mensual como la cuatrimestral) fue del 38%. De hecho, las compras registradas en abril constituyen la segunda marca histórica en importaciones después de julio de 2008. A diferencia de lo que ocurre con las exportaciones, la mayor parte de este incremento está explicada por el aumento de las cantidades (31% en abril).

"El crecimiento del nivel de actividad local combinado con las limitaciones de capacidad productiva interna en algunos sectores continúa incentivando las compras de bienes de capital, combustibles y lubricantes, bienes intermedios y piezas y accesorios de bienes de capital", señala un informe de la consultora abeceb.com.

Aunque representa una porción pequeña del total de importaciones, fue muy significativo el salto de las compras en materia de combustibles y lubricantes. Medidos en volumen, la Argentina necesitó importar en lo que va del año el doble de lo que compraba en igual período de 2010. Como además los precios en el cuatrimestre treparon un 20%, las erogaciones por este uso económico se expandieron un 142%. En contraposición, las exportaciones energéticas cayeron 6% en los primeros cuatro meses.

"Este año la balanza energética se está revirtiendo y va a terminar con déficit. Y eso que estamos recién en el segundo mes de un otoño muy benigno", analizó Raúl Ochoa, especialista en comercio exterior. Entre otros productos que el país debió importar para compensar su faltante energético figuran gasoil, fuel oil, gas natural desde Chile y gas natural licuado para la operación del buque regasificador.

Según Ochoa, la diferencia cada vez mayor en las cantidades importadas y exportadas lleva al país a una fuerte dependencia de la evolución positiva de los precios de los productos agrícolas. "El superávit se mantiene básicamente por los precios de las commodities , más algunas medidas restrictivas para que no aumenten tanto las importaciones de bienes de consumo", afirmó. No obstante, remarcó que todas las proyecciones internacionales hablan de que los precios elevados continuarán al menos hasta 2012.

Las proyecciones del especialista del Instituto de Comercio Internacional de la Fundación Standard Bank indican que el año cerraría con exportaciones por US$ 82.400 millones (21% más que en 2010) y con importaciones por 72.000 millones (32 por ciento de suba interanual).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.