Creció un 110% la cantidad de juicios

(0)
21 de septiembre de 2009  

La cantidad de juicios de jubilados contra el Estado en el lapso de febrero a agosto último creció un 110% respecto de igual período de 2008. Según los datos del Fuero de la Seguridad Social, este año se distribuyeron entre los diferentes juzgados 63.065 causas. Además, los jubilados y pensionados firmaron 30.804 poderes -un 58,5% más que un año atrás- para el inicio de nuevos reclamos ante la Justicia. Y, por otra parte, hay unos 10.000 expedientes que están a la espera de ser sorteados entre los jueces de primera instancia.

Las cifras demuestran que no se detiene el fuerte aumento de la judicialidad contra la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). El alza fue impulsada con fuerza cuando se conoció, a fines de 2007, el fallo favorable al jubilado Adolfo Badaro, en el que los jueces de la Corte Suprema declararon que los haberes debieron haberse actualizado desde enero de 2002 siguiendo el ritmo de las mejoras del salario promedio de los trabajadores activos.

Como la ley de movilidad de haberes que rige desde este año no previó corregir el atraso que mantienen los ingresos de cientos de miles de pasivos -por la insuficiencia de ajustes hasta 2008-, la única forma de acceder al derecho de cobrar haberes actualizados, según el criterio de la Corte, es recurrir a la Justicia y esperar varios años.

El mes pasado, la Corte dictó otra sentencia que alentaría más litigios por parte de quienes se jubilaron en los últimos años. En la causa promovida por Alberto Elliff, se dictaminó que estaba mal calculado el haber de inicio, por la falta de actualización del valor de los salarios de los últimos diez años trabajados por el reclamante. Uno de los componentes del haber se calcula como el 1,5% del salario promedio de la última década trabajada multiplicado por la cantidad de años aportados. Para quien se está jubilando hoy, por ejemplo, para hacer el cálculo se consideran los salarios desde 1999 (si la persona estuvo en actividad hasta ahora).

Existen otras razones por las cuales los tribunales acumulan expedientes. Una de ellas, vinculada a los retiros militares, tiene que ver con la asignación de montos de carácter no remunerativo hecha en los últimos años para mejorar los ingresos de los activos. El problema es que, al no considerarse esas sumas para calcular la jubilación, el haber queda subestimado en relación con la proporción que -de acuerdo con las normas que rigen para el personal militar- debería mantener respecto de los haberes activos. Por otra parte, el sistema prevé una movilidad del monto de retiro en función de las mejoras de los salarios activos, pero las subas no se trasladan automáticamente cuando se trata de montos no remunerativos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.