Cristina pide a los argentinos no apostar al dólar, pero ella hace lo contrario