Crítica de Corsiglia al tipo de cambio alto