Críticas al Gobierno por usar reservas

Los economistas piden medidas de fondo
Los economistas piden medidas de fondo
(0)
26 de junio de 2002  

Los economistas Ricardo López Murphy, Miguel Bein y Luis Secco coincidieron ayer en criticar la estrategia aplicada por el Banco Central para controlar la escalada del dólar y, en forma más amplia, por la falta de definiciones económicas del Gobierno.

En Madrid, donde se encuentra de gira, López Murphy, líder del movimiento Recrear Argentina, no se mostró sorprendido por la cotización récord en el precio del dólar. "Si usted tiene un Banco Central que todos los días pierde reservas, ¿qué piensa que va a pasar? Bueno, eso mismo es lo que piensa la gente y obra en consecuencia", reflexionó.

¿Qué se puede hacer para evitar que esta tendencia persista? "El Gobierno tiene que lograr un programa fiscal consistente, cerrar un acuerdo con el FMI, volverse creíble y ser capaz de convencer a la gente que compre los bonos que emita y que deposite el dinero en el banco. Lo que hay que hacer es volver a la normalidad. Con normalidad, la presión sobre el dólar desaparece", dijo.

Bein, ex secretario de Programación Económica, estimó que "la cotización del dólar mayorista estará razonablemente bajo control por dos meses más. Esto es, por debajo de los 4 pesos, porque se trata de 45 días en los que la liquidación de los exportadores es muy fuerte y representa un 30 por ciento más de lo que es la media para todo el año". Pero señaló que "este relativo control será posible siempre y cuando el Central siga interviniendo y limando las posiciones más extremas del mercado. En la medida en que no intervenga, en cambio, el precio estará fijado exclusivamente por las expectativas políticas. Y en este escenario, el precio del dólar no tendría límite".

Bein subrayó además que "en la operación de cambios del Central no se están haciendo bien las cosas. Se está anunciando que, por debajo de un cierto nivel de reservas (que oscila entre los 9500 y 9200 millones de dólares), el Central dejaría de intervenir. Anunciar eso e invitar a una corrida contra el peso son sinónimos porque se le está diciendo a la gente que el Central no tiene US$ 9500 millones para estabilizar la moneda, sino US$ 500 millones y quizás otros US$ 1000 millones que podrían ingresar por un acuerdo con el FMI".

Reservas, la clave

Por su parte, Secco rescató que "hasta el momento, la intervención del Central en el mercado había permitido mantener el tipo de cambio por debajo de los $ 4 por dólar, pero a costa de una considerable pérdida de divisas. Esta política no podrá mantenerse indefinidamente, porque los factores que están detrás, tanto de la oferta de pesos (financiamiento a los bancos y al Tesoro) como de la demanda de dólares (desconfianza y caída de la demanda de pesos), seguirán presentes. Esto es así con o sin acuerdo con el Fondo Monetario".

"De mediar un acuerdo, será el FMI el que sugerirá no vender barato reservas que no lo son. Sin acuerdo, las reservas se agotarán tarde o temprano y, muy probablemente, más temprano que tarde -agregó-, el escenario más probable es que se acelere la depreciación del tipo de cambio."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.