Cuadernos: la UIA pide por la ley de aportes de campaña

Miguel Acevedo
Miguel Acevedo Fuente: Archivo
La entidad reclamó por el avance del proyecto en el Senado
Francisco Jueguen
(0)
27 de marzo de 2019  

El enojo cubrió otra vez el encuentro de la junta directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) . Pero en esta ocasión, no solo fue la economía la que generaba desazón entre los empresarios porteños y del interior. El enojo, sobre todo en la cúpula de la entidad fabril, se debió a ciertas desprolijidades atribuidas, en principio, a la Casa Rosada.

El caso es que Miguel Acevedo, presidente de la UIA, no pudo entrar ayer a la mañana a un desayuno en la Cancillería, luego de que Presidencia lo borrara -se presume, sin intención- de una lista en la que aparecía para participar de un encuentro con empresarios españoles en el marco de la visita real. Así, un convenio que la UIA iba a firmar con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se formalizó más tarde en la sede de la UIA de la calle Avenida de Mayo.

Con ese antecedente fresco y el nombre de Roberto Lavagna dando vueltas hace semanas entre los hombres de negocios, el ruido político reapareció entrada la tarde en la reunión ampliada entre los representantes territoriales de la UIA. Aunque no se mencionó -dicen- el nombre del exministro de Néstor Kirchner, sí se habló de las elecciones de octubre. La preocupación, compartida con otras entidades empresariales en los últimos días, pasó por las consecuencias de los cuadernos de las coimas.

"La junta directiva destacó la importancia de contar con un marco legal que favorezca la transparencia del sistema de financiamiento de los partidos políticos, cuya reforma se encuentra próxima a tratarse en el Senado de la Nación", afirmó el comunicado oficial sobre un caso que salpica a algunos en la casa.

Pero, más allá del año político, la economía continua siendo la principal preocupación de los industriales. "Preocupa el tema de la tasa de interés, de que no hay ganancias, no vemos una reactivación. Todos están muy preocupados y hay un gran malhumor", afirmó a LA NACION uno de los hombres que forman parte del comité ejecutivo de la UIA.

Con relación a las tasas, las críticas apuntaron al plan anunciado semanas atrás por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, para lanzar al mercado créditos a tasas subsidiadas para capital de trabajo. "Es cierto que lo lanzaron en otro contexto, pero saliendo de la Capital y la provincia de Buenos Aires, ese plan no existe. Nadie lo conoce", cuestionó el dirigente industrial, que puso como ejemplo de la crisis en el mercado interno a la golpeada industria automotriz.

Pese a los rumores sobre la posibilidad de que Acevedo recibiera ayer el visto bueno para su reelección por dos años más al frente de la UIA -algo que parece asegurado porque existe consenso generalizado sobre su candidatura-, no hubo finalmente novedades. Incluso, pese a que en su círculo impulsaban esas versiones, no se tocó el tema. Para esto faltan pasos formales en la entidad. Sin embargo, sí quedó claro que Acevedo se decidió a seguir al mando tras algunas dudas. Es una confirmación que faltaba.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.