Cuáles son los gastos invisibles que pesan en el resumen del banco

La apertura, el mantenimiento de una caja de ahorro y la provisión de una tarjeta de débito para el titular de una cuenta son operaciones gratuita. Tampoco es necesario abonar por trámites en ventanilla, hacer una transferencia u operar a través de cajeros automáticos dentro de alguna sucursal del b
La apertura, el mantenimiento de una caja de ahorro y la provisión de una tarjeta de débito para el titular de una cuenta son operaciones gratuita. Tampoco es necesario abonar por trámites en ventanilla, hacer una transferencia u operar a través de cajeros automáticos dentro de alguna sucursal del b Fuente: Archivo
Julia D'Arrisso
(0)
29 de enero de 2019  • 10:39

Cuando llega el momento de afrontar los costos bancarios, existen algunos gastos que pueden pasar desapercibidos, pero pesan en el bolsillo de los usuarios: el uso del cajero (incluso cuando no es para retirar dinero), las operaciones con la tarjeta en el exterior o el mantenimiento del servicio son algunos ejemplos para estar alerta.

Hay operaciones que son gratuitas, como la apertura, el mantenimiento de una caja de ahorro y la provisión de una tarjeta de débito para el titular de una cuenta. Tampoco es necesario abonar por trámites en ventanilla, hacer una transferencia u operar a través de cajeros automáticos dentro de alguna sucursal del banco propio.

Sin embargo, hay otros movimientos que sí se pagan. Para conocer estos montos, el Banco Central elaboró tablas comparativas con los valores que los bancos cobran a sus clientes por distintos productos.

Según esos datos, por ejemplo, se abona por el uso de cajeros automáticos de otras entidades bancarias y también de espacios como supermercados, shoppings y estaciones de servicio. Una excepción es que, para las cuentas sueldo o previsionales, los bancos no pueden cobrar por extracciones en cajeros de otras entidades, más allá de cuál sea la red.

Por ejemplo, utilizar el cajero de otro banco, pero de la misma red (Link o Banelco), tiene un costo promedio de $29,27, que puede llegar a $47,80 en las entidades más caras. En cambio, si se opera en un banco de distinta red, el cobro aproximado es de $35,37, aunque puede alcanzar los $60,50.

Por otro lado, usar un cajero automático fuera de la casa operativa del banco también conlleva un gasto adicional: se abona un promedio de $3,15, pero en algunas entidades llegan a cobrar hasta $48,93.

Los bancos suelen ofrecer paquetes con distintos productos según la necesidad de cada cliente. Para un combo básico que comprenda una o más tarjetas internacionales, caja de ahorro en dólares o cuenta corriente, el mantenimiento tiene un promedio de $438,32 y en algunas entidades como el HSBC llega a los $793,76.

Para aquéllos que sufran la pérdida o robo de la tarjeta, renovarla también cuesta. El valor promedio es de $68,38 y puede llegar a los $155. Además, algunos bancos cobran por la emisión de una tarjeta de débito adicional. Para esta operación, el gasto promedio es de $11,57 y el máximo llega a $88,57, en el Banco Provincia del Neuquén.

Otro de los puntos a tener en cuenta para quienes que viajan al exterior es que utilizar el cajero automático en otro país puede llegar a $652,56 en las entidades más costosas, como en el Hipotecario, que cobra U$S16,34 por esta operación. Al cierre del tipo de cambio de ayer ($38,14) son $632,20. En este caso, el promedio es de $226,24.

Por último, hay que tener en cuenta también algunas cuestiones a la hora de comprar: las tarjetas de crédito cobran una tasa de interés por financiar compras, que varía según cada banco. También hay una proporción adicional por no realizar el pago mínimo del resumen mensual de tarjeta y comisiones por superar el límite de compra. Además, si se paga únicamente el costo mínimo del saldo de la tarjeta, el costo se acumula y genera mayores intereses.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.