Luchar contra el bullying también puede ser divertido

La diseñadora que realizaba contenidos para chicos pensó en comunicar valores y se asoció con Geraldine Slatopolsky en The Real Monster Show
La diseñadora que realizaba contenidos para chicos pensó en comunicar valores y se asoció con Geraldine Slatopolsky en The Real Monster Show
María Julieta Rumi
(0)
10 de julio de 2019  

Un vampiro que come ajo, un lobo que se perfuma a la luz de la luna, un zombi que no come cerebros y que es vegetariano, entre otros, ilustran una línea de útiles escolares: cuadernos, sets de arte, carpetas, cartucheras y mochilas, que se venden en librerías, grandes supermercados, por internet y en algunos puestos de diarios. Y detrás de ellos está la cabeza de la diseñadora gráfica Daniela Valenzuela Bomchil y de la creativa Geraldine Slatopolsky, que buscaron crear personajes que alejaran a los chicos de los mandatos sociales, al mismo tiempo que les dieran herramientas para combatir el bullying.

"Trabajamos 20 años en agencias pensando contenidos para chicos y en un momento con Geraldine quisimos comunicar valores como la lucha contra el bullying y pensamos que los monstruos cargan con un estereotipo que nos podía servir para crear personajes que transmitieran la idea de que no es necesario ser como te dice la sociedad", afirmó Valenzuela Bomchil en diálogo con la nacion, mientras que Slatopolsky sumó que muestran que "los monstruos pueden ser diferentes apelando al humor, lo bizarro y lo asqueroso, lo que rinde mucho entre los chicos".

Los personajes The Real Monster Show son monstruos que transitan los mismos desafíos de los niños en esa etapa de crecimiento. En ese sentido, comparten las mismas incertidumbres, enfrentando el desafío de definir quiénes son y quiénes quieren ser.

De acuerdo con la diseñadora, el público objetivo es entre los 6 y los 9 años, aunque niños más pequeños se pueden ver atraídos por los personajes. "El tema del bullying aparece más tarde, a los 12 años, así que la idea con los monstruos es hacer un trabajo preventivo para que los chicos empiecen a aceptar lo diferente. Las cifras indican que 6 de cada 10 sufren bullying y que el otro 40% no lo cuenta, siendo el bullying la nueva gran epidemia", explicó.

Por el momento tienen como licenciatarios a Mooving y Multiscope para hacer carpetas, cuadernos y cartucheras; Magic Makers con los que realizan sets de arte, Mexma, su partner en mochilas, Fogo, que estampa a los monstruos en cuellos y almohadones; Argos, para artículos de bazar, y Sticker Design con los que buscan sacar un álbum de figuritas próximamente. "También estamos con dos campañas de alfajores y pastas y, mediante una agencia, estamos desembarcando en varios países del exterior como España, Italia, Portugal y Chile. Por último, proyectamos una serie animada a futuro", afirmó Valenzuela Bomchil. De acuerdo con su socia Slatopolsky, si bien son un estudio independiente en una industria grande, "la gente pide los contenidos y las apoyan por eso".

La inversión inicial que hicieron en el proyecto fue de US$20.000 hace dos años y tienen una proyección de facturación de $2 millones para 2019.

Valenzuela Bomchil y Slatopolsky recibieron el premio del Centro Metropolitano de Diseño por esta propuesta y fueron finalistas en un concurso de licencias en Europa. Además, están tramitando la declaración de "interés educativo" por parte del Ministerio de Educación.

Profesión: diseñadora

Empresa: The Real Monster Show

Edad: 41 años

Se trata de un programa integral de licencia donde los protagonistas son unos simpáticos monstruos

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.