Hay 35.000 afectados. Debate legal sobre los estatales contratados