Definen nuevos cupos de capturas pesqueras

La Subsecretaría de Pesca modificó una normativa anterior
Franco Varise
(0)
27 de febrero de 2004  

La Subsecretaría de Pesca, que depende de la Secretaría de Agricultura, definió ayer los nuevos parámetros para otorgar los cupos de pesca de merluza hubbsi luego de suspender por 40 días una norma de enero pasado ante la fuerte presión de la flota fresquera, que procesa el pescado en tierra.

Ahora, las autoridades pesqueras decidieron ampliar levemente la participación de los buques de menor calado en detrimento de los barcos congeladores, que de todos modos podrán operar al norte del paralelo 48°Sur (a la altura de Santa Cruz) en contraposición al decreto de emergencia de la actividad dictado en 1999.

En rigor, sobre una captura total de alrededor de 300.000 toneladas de merluza, un 77,7 por ciento podrá ser pescado por los fresqueros, mientras que el restante 22,3% fue adjudicado a los congeladores. La norma entrará en vigor a partir del lunes próximo, según confirmaron fuentes de la Subsecretaría de Pesca.

Sin embargo, la nueva disposición podría deparar nuevas confrontaciones porque hay sectores empresariales de la pesca marplatense que critican la decisión de autorizar las capturas de los grandes buques al norte del límite impuesto para preservar la especie. De todos modos, esos buques, que son verdaderas fábricas flotantes, habían logrado sortear el 48°S mediante polémicos recursos de amparo otorgados por un conjuez de Chubut.

"La flota congeladora ahora tiene asignada una cuota que puede ejecutar al norte del 48°S, lo que hace que desistan de los recursos de amparo", dijo ayer a LA NACION el subsecretario de Pesca, Gerardo Nieto. Pero esta especie de blanqueo de la situación de los grandes barcos propiciaría la queja de los demás operadores del sector, porque consideran que muchos de los permisos de pesca de los congeladores fueron otorgados en forma irregular en los años noventa.

Herramienta

"Somos conscientes de que esta asignación no es la solución final, pero contempla en buena medida los intereses involucrados. Estoy convencido de que la solución estructural se encuentra en la aplicación plena de la ley federal de pesca", expresó ayer en un comunicado el secretario de Agricultura, Miguel Campos.

En 1997, el Congreso sancionó el Régimen Federal de Pesca por el cual se estableció un ordenamiento normativo del caladero -zona de pesca-, aunque hasta ahora nunca pudo aplicarse. Entre las directrices más importantes aparece la necesidad de cuotificar las capturas por barco para evitar la depredación.

"Hay planteos dentro del sector que son irreconciliables, pero hay una pauta de derecho y no es posible mantener este nivel de conflicto", dijo Nieto en relación con las posibles repercusiones de la nueva norma que, en realidad, mejora sólo en 7 puntos la participación de los barcos fresqueros. "Siempre se discute acaloradamente en niveles a veces difíciles, pero estoy convencido de que la ley es la mejor herramienta", expresó el funcionario a propósito de las reuniones con los diferentes actores de la actividad.

El sector pesquero fue uno de los mayores favorecidos por la devaluación del peso. El año pasado se exportó por unos 900 millones de dólares, el doble del valor de los embarques de carnes vacunas. Del total de las capturas en el Mar Argentino, un 90% tienen como destino el mercado externo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.