Deja de operar una aerolínea de Marsans

Air Comet, otra de las empresas del grupo español, suspendió sus vuelos por orden de un juez y despedirá a 640 trabajadores
(0)
22 de diciembre de 2009  

MADRID.- Air Comet, la aerolínea del grupo Marsans que operaba numerosas rutas junto con Aerolíneas Argentinas, suspendió ayer formalmente sus operaciones y dejó en tierra a miles de pasajeros que, al cierre de esta edición, aún no habían recibido ninguna respuesta oficial de la compañía acerca de la devolución o posible canje de sus pasajes.

La paralización de las actividades de la línea aérea española, ordenada por un juez británico a raíz del incumplimiento de una deuda de 25 millones de dólares por el alquiler de sus aviones, dejaría varados a cerca de 1500 pasajeros por día en los próximas semanas, la mayoría de ellos poseedores de boletos con destinos a Guayaquil, Lima, Bogotá, La Habana, Quito y Buenos Aires.

Air Comet entrará en las próximas horas en concurso preventivo y despedirá a 640 trabajadores, según dijeron a este diario fuentes cercanas a la negociación.

Afectados de la Argentina

Si bien la noticia de la cancelación total de la venta de tickets y la orden de inmovilización de aeronaves se confirmó hacia las 22 (hora de Madrid) y no se tenían datos precisos sobre la cantidad de argentinos que podrían haber resultado perjudicados por esta acción, el Consulado argentino en esta ciudad teme que, por tratarse de una fecha cercana a las Fiestas, el número de pasajeros nacionales afectados pueda ascender a los 4000 entre los que residen y hacen vuelos de conexión desde la capital española.

"Ese fue el número aproximado de pasajeros argentinos afectados durante la crisis de Air Madrid, que también sucedió un mes de diciembre, tres años atrás. Si bien son años distintos y las situaciones son diferentes, es probable que, de no revertirse el cese de operaciones de Air Comet, vivamos una situación parecida", explicó a LA NACION un vocero de la sede diplomática en Madrid.

Air Comet tenía tres vuelos semanales entre Madrid y Buenos Aires, el último de los cuales fue suspendido anoche.

A raíz del cierre de la aerolínea, además de los argentinos varados en España, también sufrieron inconvenientes cerca de 1500 pasajeros en la Argentina, que ya habían comprado sus pasajes.

Como consecuencia de la medida judicial, que precipitó el final de un conflicto iniciado hace ocho meses con el atraso crónico en el pago de sueldos al personal, el Ministerio de Fomento español analizaba los pasos por seguir en la crucial jornada de hoy, en la que la empresa llamaría a convocatoria de acreedores.

Durante la tarde, esa cartera del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero les había advertido a los directivos de Air Comet que desde las autoridades nacionales se iniciarían las actuaciones legales necesarias para que la empresa hiciera efectivos los derechos de los pasajeros.

En ese mismo comunicado, la dependencia oficial le exigió "en forma inmediata" a la empresa del conglomerado presidido por el poderoso Gerardo Díaz Ferrán que presentara "planes concretos de actuación" para cumplir con los compromisos contraídos con sus clientes. "Los usuarios han adquirido sus pasajes sin que, hasta el momento, hayan recibido comunicación alguna sobre su anulación", dijo.

En este sentido, el gobierno español buscará negociar con la autoridades de Marsans el modo de garantizar la asistencia de sus pasajeros, ya sea a través de la devolución del dinero (opción difícil de sustentar con el auxilio del Estado en épocas de déficit fiscal cercano al 10%) o a través del ofrecimiento de reubicación de los damnificados en otras líneas aéreas.

Breve comunicado

Asimismo, en momentos en que los pasajeros de un vuelo cancelado con destino a Lima se transformaba en el primer contingente que protestó ante los mostradores de la aerolínea española en el aeropuerto de Barajas, la empresa emitía un breve comunicado en el que se aseguraba que se estaban buscando soluciones para garantizar la viabilidad de la compañía a través de un gabinete de emergencia que se formó en las últimas horas de ayer .

Mientras tanto, los sindicatos se preparaban para discutir sobre el destino de los 640 empleados de la aerolínea con los dueños de la empresa, a pesar de que en las últimas semanas habían logrado un acuerdo para garantizar la continuidad operativa de la compañía hasta, al menos, el 7 de enero próximo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.