Denuncia contra proveedores de Aluar

Se involucra a dos firmas en irregularidades en los contratos con la fábrica de aluminio;están relacionadas con el Gobierno.
Se involucra a dos firmas en irregularidades en los contratos con la fábrica de aluminio;están relacionadas con el Gobierno.
(0)
28 de agosto de 2000  

PUERTO MADRYN.- El ministro de la Producción de Chubut, José Cardini, es el mayor accionista de la principal empresa local proveedora de servicios de Aluar, la fábrica de aluminio que desde hace 25 años es el motor del empleo en Puerto Madryn.

Aluar compraba insumos y servicios a 13 pequeñas y medianas empresas de Puerto Madryn. Pero el 26 de mayo último anunció a nueve de sus proveedores que por "decisiones estratégicas y de reestructuración organizativa" no renovarán los contratos de provisión.

El hecho fue denunciado por la diputada provincial del Partido Justicialista, Argentina Martínez.

"En la Cámara sabíamos que la concentración se iba a hacer en dos empresas. Yo denuncié el hecho porque, llamativamente, una de esas empresas es propiedad del ministro de la Producción de la provincia, José Cardini, y otra es de un hermano de José Luis Machinea, Miguel Machinea". Se trata de las empresas Fabri y Magda.

"Esto afecta a las Pyme de la ciudad. ¿Cuál es el papel del Estado y cuál la política de desarrollo económico que tiene la provincia?", dice Martínez, que afirma que con esta política de concentración quedarán en la calle 1100 jefes de familia.

"Esto lo debería controlar el ministro de la Producción, en su doble papel de contratista privado y funcionario público. Yo no puedo hablar de la honorabilidad del ministro Cardini, pero déjeme que dude", concluyó.

Fabri es un grupo empresario que se creó a los pocos años de la puesta en marcha de la planta de Aluar, en la década del 70. Hasta el 10 de diciembre, Cardini era presidente del directorio de Fabri. El día en que asumió como ministro renunció a su cargo. Ahora la presidenta es su esposa, Norma Ramos. Cardini posee el 50% de las acciones de Fabri.

Cardini recibió a La Nación en su chalet del centro de Madryn. "No tengo nada que esconder -dijo-. Creo que no sería correcto que una persona que es llamada a la función pública deba enajenar sus bienes para poder asumir. Yo sigo siendo el mismo empresario que antes y lo seguiré siendo cuando deje el ministerio. Soy accionista de Fabri. No hay problema en que lo siga siendo."

Tras la concentración de compras decidida por Aluar, el grupo Fabri comenzó a absorber parte del personal que quedaba sin trabajo de las otras proveedoras: Ranea, Migsa, Daniele, Olazábal, Imaco, Landora, Escabo y Nea, entre otras.

Las compañías que le siguen vendiendo sus servicios y bienes a Aluar son Infa y Eisi -del grupo Fabri- y Magda.

Pero los trabajadores empleados por Fabri están comenzando a ser despedidos, según afirmaron algunos de los damnificados, y según consta en uno de los telegramas de despido a los que accedió La Nación .

Cardini afirmó que la decisión de Aluar de seguir comprándole a su empresa se basa en sus precios, y que "Aluar ha premiado siempre a Fabri por el cumplimiento de las obligaciones fiscales. Algunos de los que hoy no han podido seguir han sido ellos mismos los que se eliminaron del mercado. Esos son detalles primordiales".

Consultada Aluar sobre su decisión, dijeron que no tenían ningún comentario para realizar.

Uno de los principales reclamos de las Pyme de Puerto Madryn es que Fabri, la empresa del ministro de la Producción local, se provee de insumos en Buenos Aires.

-¿Es cierto que se provee en Buenos Aires? -preguntó La Nación .

-Sí, pero también compramos insumos menores en Puerto Madryn. El compre local es necesario, pero sólo de la producción local. Si los productos se pueden desarrollar acá, hay que hacer un esfuerzo. Pero comprarle a un intermediario local y luego perder las licitaciones porque es tanto el paso de manos que resulta caro es una injusticia.

El ministro se quejó por tener que renunciar -como empresario- a la construcción de obras públicas en la provincia. "Desde que soy ministro tuve que renunciar a la construcción de obras públicas ganadas en licitaciones antes de ser funcionario. Fabri sigue haciendo ahora las obras que ya estaban en curso antes del 10 de diciembre. Tuve que resignar unos cuantos millones de pesos en obras, y lo considero injusto, porque antes yo defendía los intereses de los obreros de Fabri. Y hoy, si bien no soy director de Fabri, los otros directores no están conformes, porque ese trabajo es necesario para nuestra gente."

-Está hablando como empresario...

-¿Como qué quiere que hable, como empresario o como qué? Si quiere que hablemos como ministro, lo hacemos, no hay ningún problema. Soy accionista de Fabri. No soy de las personas que cambian documentación para cumplir con un detalle. Antes yo era empresario, y por eso me buscaron para ser ministro. Cuando voy al ministerio cumplo todos los requisitos de funcionario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.