Denuncian al Exxel por subversión económica

Tras el preinforme de Elisa Carrió
Tras el preinforme de Elisa Carrió
Alejandro Rebossio
(0)
24 de agosto de 2001  

La Oficina Anticorrupción (OA), dependiente del Ministerio de Justicia, presentó ayer ante la Justicia una denuncia para se investigue si The Exxel Group cometió el delito de subversión económica, que consiste en menoscabar el normal desenvolvimiento de la actividad de las empresas. El sorteo dejó la causa en manos del juez Rodolfo Canicoba Corral. Fuentes del Exxel -propietaria de Freddo, Havanna, Musimundo y Blaisten, entre otras compañías- dijeron anoche que aún no accedieron a la presentación de la OA, por lo que evitaron formular comentarios.

El director de Investigaciones de la OA, Manuel Garrido, presentó la denuncia basándose en el primer preinforme de la comisión sobre lavado de dinero de la Cámara de Diputados, que presentó hace dos semanas Elisa Carrió (ARI-Chaco). Garrido dice, en su escrito, que el documento de la diputada se refiere a maniobras "que pueden constituir delitos de acción pública", aunque no constituyan blanqueo de capitales.

La investigación de la comisión presidida por Carrió explica detalladamente el proceso de compra y endeudamiento de dos empresas del Exxel, la panificadora Fargo y Supermercados Norte, que recientemente fueron vendidos a Carrefour. "Se desprende la posible existencia de una metodología que habría utilizado el Exxel para la compra de empresas por sumas millonarias", expresa la denuncia de la OA.

"Estas empresas, según el preinforme, se destacaban en su mayoría por su muy bajo endeudamiento y gran cantidad de activos físicos que sirvieron como garantía de futuras deudas, las cuales habrían sido adquiridas mediante un crédito puente (préstamo a corto plazo)", describe la presentación el modo de compra que utiliza el fondo presidido por el empresario uruguayo Juan Navarro. "Una vez en poder de éstas, se emitían bonos a nombre de la misma y se hipotecaban sus bienes como garantía de pago. La consecuencia era un gran endeudamiento de la empresa debido a que debían afrontar el pago del servicio de intereses de la deuda, comenzando de esta forma, de acuerdo con lo expuesto en el preinforme, quebrantos impositivos por la falta de cumplimientos de sus obligaciones fiscales." Con el dinero de aquellos bonos se saldaba el crédito puente, por lo que el Exxel lograba comprar sin dinero propio, según el preinforme de la comisión legislativa.

El reporte de Carrió dio su explicación de por qué el fondo de capitales norteamericanos endeudaba sus compañías: "Desde que comenzó en 1993 con su vertiginoso tour de compras, el Exxel se había visto favorecido por la legislación impositiva argentina: los pagos de los intereses por los préstamos adjudicados a las empresas eran considerados como un gasto. De ese modo deducían gastos del impuesto a las ganancias". Más adelante agrega: "Para remediar en parte esta situación, Roque Fernández y sus técnicos propusieron crear un impuesto al endeudamiento empresario del 15%".

La denuncia de la OA cita el caso de Fargo, cuyo pasivo pasó de menos de 12 millones de dólares en 1997, antes de su compra por el Exxel, a 145 millones poco tiempo después. Fargo, recientemente, incumplió con el pago del primer vencimiento de un préstamo bancario.

"En definitiva, se desprende de los términos del preinforme que habría existido un deliberado endeudamiento de las empresas que adquiría el Exxel, que comprometían de tal forma sus patrimonios que pusieron en riesgo la existencia misma de los establecimientos", concluye la denuncia, que compara este caso con la privatización de Aerolíneas Argentinas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.