Descensos en los mercados, entre los ajustes en Europa y débiles datos de empleo en EE.UU.